Investigación del Arizona Daily Star: Respuestas a nuestra crisis de niños bajo el cuidado temporal

From the Investigación del Arizona Daily Star: Respuestas a nuestra crisis de niños bajo el cuidado temporal series

Después de que el número de niños bajo el cuidado temporal de terceros llegara a un tope de casi 19 mil en el año 2016, Arizona empezó a mantener a más familias unidas retirando a menos niños de sus hogares.

Algunos cambios han funcionado, y el número de niños que reciben cuidado fuera del hogar -llamado en inglés foster care- lleva una tendencia a la baja. Pero el estado aún no hace frente a la gran interrogante: ¿Cómo podemos solucionar los problemas que desataron esta crisis?

Los profundos recortes a los servicios que ayudaban a las familias con dificultades en la última década dejaron a la agencia de seguridad infantil de Arizona como el lugar a donde rebotaban todo tipo casos, los cuales estaban más relacionados con la pobreza, familias disfuncionales y las adicciones que con el abuso infantil intencional.

El Arizona Daily Star y La Estrella de Tucsón, con apoyo de la Fundación Comunitaria para el Sur de Arizona y del Fondo para el Periodismo sobre el Bienestar Infantil del Centro Annenberg de la Universidad del Sur de California, investigaron cómo nuestro estado se convirtió en una de las entidades con los índices más altos de niños removidos de sus hogares y qué se debe hacer para mantener a más niños en sus casas ayudando a las familias en riesgo a romper ciclos generacionales de trauma, negligencia o abuso.

Cuatro periodistas hablaron durante el último año con más de 100 líderes locales, estatales y nacionales en procesos de transformación. Visitaron seis estados del país para conocer qué programas están funcionando para apoyar a familias en sus propias casas, transformar las dependencias de seguridad infantil y guiar a niños y a sus familias a un futuro más saludable.

El equipo buscó soluciones que pudieran funcionar en Arizona, y las compartirá en tres publicaciones semanales durante el mes de marzo: los domingos en inglés en el Arizona Daily Star y los viernes en español en La Estrella de Tucsón.

Prevención: Para la entrega de hoy, la reportera Patty Machelor visitó los estados de Washington y Colorado, y la reportera Perla Trevizo visitó Los Ángeles, para informarse de cómo los estados y condados pueden evitar que los niños entren a programas de cuidado de terceros haciendo más fuertes a las familias.

o Las dependencias trabajan unidas para ofrecer a las familias necesitadas la ayuda que requieren sin hacerlas ir a diversas oficinas ni llenar múltiples solicitudes.

o Hay programas que rompen con ciclos generacionales de trauma y disfunción enseñando resiliencia (la capacidad de adaptación y recuperación tras situaciones adversas) a los padres y ofreciéndoles ayuda intensiva en casa.

o El dinero federal destinado a ayudar a las familias con dificultades es dirigido a programas que les ayudan a hacerse independientes, en lugar de investigar a los padres de familia y llevarse a los niños de sus casa.

Intervención: El reportaje del 11 y 16 de marzo (en inglés y en español, respectivamente) destaca los cambios en políticas y en actitudes que condujeron a la transformación de las agencias de bienestar infantil en el Condado Allegheny, en Pennsylvania, y en Alabama. La reportera Emily Bregel visitó ambos estados y vio cómo dependencias públicas que antes eran ineficaces se convirtieron en modelos nacionales de transformación a través de la capacitación a sus empleados para trabajar en equipo con los padres de familia en lugar de castigarlos y de la adopción de un mantra de "hacer lo que sea necesario" para ayudar a las familias a tener éxito.

o Las oficinas locales tienen autonomía para determinar qué servicios necesitan las familias en su área.

o Los trabajadores sociales están más facultados con capacitación completa, cargas de trabajo razonables y acceso a servicios individualizados, y no hechos con molde.

o Una asociación pública y privada ayuda a abuelos y otras personas afines a los niños a obtener licencias como padres temporales. Las licencias incluyen apoyo económico que ayudan a que esos lugares sean estables y mantienen a los niños fuera del sistema.

Reinvención: El 18 y 23 de marzo, el enfoque del reportaje gira a la reinvención: Qué pasa cuando la familia se reunifica o cuando los niños bajo cuidado temporal cumplen 18 años y se supone que deben hacerse cargo de sí mismos. Sarah Garrecht Gassen, al frente de las páginas editoriales del Star, estuvo en Michigan y California, donde hay programas que ayudan con éxito a los usuarios a largo plazo.

o Los padres que recuperan a sus hijos después del cuidado de terceros tienen apoyo disponible las 24 horas del día durante cuatro meses, con la posibilidad de extenderlo seis meses más, si es necesario.

o Los trabajadores sociales les piden a las familias que les digan "qué haría que las cosas estén mejor", y entonces trabajan con ellos para resolver los problemas de raíz.

o Jóvenes que estuvieron bajo el cuidado temporal de terceros y que están llegando solos a la edad adulta forman parte de un equipo con sus propios defensores de la vida, el empleo y la educación.

o Los organizadores de los programas "miden todo" y utilizan esos datos para asegurarse de que los servicios que ofrecen realmente funcionan.

Además, Perla Trevizo visitó Sonora, México, para conocer cómo funciona en práctica una iniciativa del condado de Pima en donde miembros trabajan con dependencias de ambos lados de la frontera para facilitar reunificaciones con familias transnacionales.

Traducción por Liliana López Ruelas

Read in English 

Nuestro equipo en 'Respuestas a la crisis de niños bajo el cuidado temporal’

Reporteras: Patty Machelor, Emily Bregel, Perla Trevizo y Sarah Garrecht Gassen

Fotógrafos: Mamta Popat, Mike Christy, Ron Medvescek, A.E. Araiza y Kelly Presnell

Analista de datos: Yoohyun Jung

Diseñadora gráfica: Chiara Bautista

Diseñadora de página: Maria Camou de Toledo

Presentación en línea: Mollie Muchna, Johanna Eubank y Thomas Hruska

Correcctores de estilo: Peter Sibley y Martin Rosales

Traducctores: Perla Trevizo, Liliana López Ruelas y Luis Carrasco

Videógrafo: Nick Murray

Editor de fotografía: Rick Wiley

Editoras del proyecto: Jill Jorden Spitz, Norma Coile