La atleta sonorense Karla Terán, originaria de Nogales, Sonora, y representante de la Universidad de Arizona, recibió los honores All-America al terminar en quinto lugar en salto de altura en el campeonato de la NCAA el pasado 8 de junio de 2019.

Karla Terán, originaria de Nogales, Sonora, terminó en quinto lugar en el salto de altura para obtener sus primeros honores como miembro del equipo All-America, el sábado 8 de junio en el campeonato al aire libre de la a Asociación Nacional de Atletismo Colegial (NCAA, por sus siglas en inglés) en Austin, Texas.

Terán despejó fácilmente los 5 pies, 11¼ pulgadas en su primer intento en una tarde soleada con la temperatura en el aire cerca de 100 grados Fahrenheit. Pero después de que la barra se elevó a 6-0½, tuvo tres fallos. La atleta había superado su marca personal de 6-2, en el encuentro Pac-12 el mes pasado.

Terán fue la única Wildcat que compitió en las finales femeninas después de que tres corredoras y el equipo de relevo 4x400 de la UA que logró un récord no pudo clasificarse a las semifinales el jueves 6 de junio.

LA LLEGADA DE KARLA TERÁN A LA UA

Terán, de 21 años, entró a la pista de atletismo hace unos 10 años y tuvo una carrera excepcional en preparatoria. Su primer año en la Universidad de Arizona también fue sobresaliente, pero el segundo no fue tan exitoso. Este año, bajo un nuevo entrenamiento, saltó mejor que nunca, logrando el pase a las finales de la NCAA en Austin, Texas.

Terán tiene el segundo salto de altura más alto de la temporada al aire libre de la División I. Repetir o mejorar su propia marca era un desafío para la Wildcat en uno de los eventos más complicados del deporte.

“Solo hay un pequeño margen de error en los saltos de alutra”, dijo el asistente del entrenador voluntario Bob Myers, quien comparte los deberes de entrenamiento de Terán con el entrenador de saltos de la UA Sheldon Blockburger. Ambos han entrenado con éxito a campeones nacionales.

El salto de altura implica un conjunto intrincado de movimientos popularizados por Dick Fosbury como “Fosbury Flop”. El salador corre a toda velocidad hacia la barra, empuja con un pie y gira el cuerpo en un tipo de salto hacia atrás.

"Neurológicamente, los saltadores tienen que disparar patrones en sus cabezas" en perfecta secuencia, dijo el entrenador de la UA, Fred Harvey.

Terán, que mide 5 pies 7 pulgadas de altura, todavía está perfeccionando las nuevas técnicas instaladas por Myers y Blockburger.

Terán dio su primer salto en el foso de salto alto a los 12 años mientras asistía a la escuela primaria en Nogales. Como estudiante de preparatoria, obtuvo el segundo lugar en un encuentro nacional mexicano al brincar 6-0 3/4. Compitió representando a México en encuentros internacionales de Colombia a Polonia.

Una maestra de inglés de la preparatoria envió información sobre Terán a los entrenadores de la UA, quienes la invitaron a visitar la escuela. Su madre la llevó a Tucsón, donde Terán dijo que inmediatamente se enamoró del campus y los entrenadores.

Terán disfrutó de una fuerte temporada como estudiante de primer año en la Universidad de Arizona al quedar segundo en los campeonatos Pac-12 con un salto de 5-9¼. También avanzó a al encuentro de la NCAA con un sólido desempeño en la competencia regional occidental. Pero en la final de la NCAA, dijo: “Estaba demasiado nerviosa y no me fue bien”.

Como estudiante de segundo año, Terán terminó tercero en el Pac-12 pero no clasificó para la competencia de la NCAA.

Luego, estaba el problema que ella no había saltado tan bien como lo había hecho en la preparatoria.

Una serie de factores contribuyeron a esa situación, dijeron sus entrenadores. Para maximizar su beca, Terán decidió tomar una pesada carga académica para obtener su licenciatura en tres años. Ella dijo que a menudo estaba cansada y podría haber perdido la concentración en saltar.

“Mis calificaciones mejoraron, pero no me fue tan bien en la pista”, dijo.

En el campeonato Pac-12 el mes pasado en Tucsón, Terán tuvo un gran avance, terminando en primer lugar al saltar 6-2. Eso la clasifica como el segundo mejor salto de por vida en la lista actual de la NCAA.

El mes pasado, Terán logró su meta de graduarse en tres años y ya está trabajando en su maestría en enfermería. Planea ausentarse en la próxima temporada para concentrarse en las clases e intentar formar parte del equipo olímpico mexicano del 2020. Luego, regresará al equipo de la UA en la siguiente temporada.

A más largo plazo, “ser enfermera es mi sueño”, dijo. “Me encanta pasar tiempo con los pacientes y desarrollar una relación con ellos. Todo es parte de ser de ayuda para ellos”.