FC Tucson logo new

Rafael Guerrero, de sólo 17 años y originario de Tucsón.

Una de las contrataciones más recientes del FC Tucson es también es el más joven del club, con sólo 17 años.

Y además es un producto de Tucsón.

El portero Rafael Guerrero firmó con el FC Tucson el 12 de junio e hizo el salto a profesional de la Liga de Desarrollo Crossfire Premier en Redmond, Washington. Antes de eso, estuvo en Utah con la Real Academia de Desarrollo de Salt Lake, donde registró 17 aperturas en su carrera.

Ahora, Guerrero está emocionado de jugar para un equipo que ha visto desarrollarse desde su creación en 2010.

“Estoy muy agradecido y orgulloso”, dijo Guerrero. “Mientras crecía, jugué para TSA, el club local aquí. Me entrenaron algunos de los mejores entrenadores de Tucsón y ahora son como una familia para mí. Y solo poder crecer en esta comunidad y crecer como jugador de futbol, como persona y poder representar mi ciudad natal en una escala más grande significa todo para mí”.

Guerrero no creció en una casa de deportistas, ninguno de los miembros de su familia es atleta. Pero desde una edad temprana, Guerrero no era del tipo de niño que se quedaba adentro, siempre quería jugar con una pelota, así que sus padres lo pusieron en futbol.

Desde allí se enganchó.

“Creo que me atrajo la necesidad de inteligencia del juego”, dijo Guerrero. “No tenía talento atlético cuando era niño, así que trabajé para ser más inteligente y ser un jugador más astuto”. Luego crecí en mi cuerpo y se dio el atletismo. Simplemente me encanta”.

Debido a que Guerrero siempre fue uno de los niños más grandes en sus equipos, se lo asignó de inmediato como portero cuando comenzó a jugar, y desde el principio empezó a amar su papel.

Con el FC Tucson, Guerrero ha sido introducido por el portero titular Carlos Merancio, un joven de 20 años de Hermosillo, Sonora. Aunque Merancio es solo unos años mayor que Guerrero, está utilizando su experiencia en la Liga MX, la liga profesional más importante de México, para ayudar al recién llegado.

Realmente, se está asegurando de aprender de todos sus compañeros de equipo.

“Tomo mucho de los jugadores mayores, porque todavía no tengo experiencia y ellos tienen esa experiencia jugando profesionalmente”, dijo Guerrero. “Me enseñan no solo a jugar más rápido, sino a jugar de manera más inteligente. Solo me estoy volviendo más inteligente a medida que pasan los días”.

Debido a que la temporada continúa hasta octubre, Guerrero decidió retirarse de Catalina Foothills High School y terminará su último año de preparatoria en línea con Primavera. El equipo practica por las mañanas, por lo que no había manera de que Guerrero pudiera estar en ambas partes.

En última instancia, a Guerrero le gustaría jugar en Europa, pero sabe que eso es apuntar a lo grande. A corto plazo, Guerrero anhela con jugar en la Primera división de futbol.

Pero independientemente de la ruta de su carrera futbolística, Guerrero está agradecido por haber encontrado una salida que le ha permitido encontrarse a sí mismo.

“No soy la persona más sociable, soy más bien introvertido”, dijo Guerrero. “Siempre que estoy en el campo, me siento libre y siento que ahí es donde se supone que debo estar. Ahí es a donde pertenezco. El deporte me proporciona eso y me encanta”.

Contacta a la reportera Norma González al 520-262-3265 o en ngonzalez@tucson.com.

Sports reporter

Norma started at the Star in 2017. She's a sports reporter covering all types of beats. She graduated from the University of Texas–Pan American in 2014 and recently graduated from the Associated Press Sports Editors Diversity Fellowship program.