Soria

Jeffry Scott/La Estrella de Tucsón

Óscar Soria, comentarista en español de Los Dbacks y columnista de La Estrella de Tucsón.

Es uno de mis temas favoritos, básicamente porque es inevitable el toque humorístico a la hora de escuchar sobre la más reciente actualización.

En los primeros días de la temporada 2019 de la Major League Baseball, Derek Dietrich de los Cincinnati Reds conectó un panorámico cuadrangular que gozó observándolo desde la caja de bateo, algo que molestó al pitcher Chris Archer de los Pittsburgh Pirates.

En el siguiente turno de Dietrich le pasó Archer una recta poderosa, muy lejos de la zona de strike y muy cerca de la espalda. Todo mundo entendió el mensaje, principalmente el ampáyer en jefe, que de inmediato hizo una advertencia, el siguiente acto así daría pie a una expulsión.

Archer estaba enviándole el mensaje a Dietrich de que estaba molesto porque sintió que se había burlado cuando le pegó el jonrón. Se vaciaron las bancas, hubo molestia de parte de ambos equipos. No llegó a lo que consideramos una bronca, pero se notaba el enojo de muchos.

De ahí vinieron declaraciones dignas de ponerlas en los anexos de las reglas no escritas, como decir que el bateador duró demasiado tiempo gozando el jonrón, como dando a entender que uno o dos segundos es suficiente, ya de tres segundos en adelante es una falta de respeto.

También, un integrante de los Pirates dijo algo así como que si el del jonrón hubiera sido de Joey Votto (primera base de los Reds), se acepta la reacción, por tratarse de alguien que tiene 12 temporadas en MLB y cerca de 300 jonrones. Por supuesto, ello dio pie a las bromas, ¿cuántos cuadrangulares de por vida entonces es la línea para poder gozarlo?.

Este tipo de acontecimientos suelen dar pie a recordar otro tipo de momentos chuscos, derivados de las mismas reglas no escritas.

Tengo la oportunidad de compartir crónica en los juegos de los Arizona Diamondbacks con el ex lanzador de la MLB Rodrigo López, quien a raíz de lo acontecido entre Pirates y Reds recordó una de las reglas no escritas que jamás había escuchado y en su momento dio mucho de qué hablar.

Ocurrió en abril del 2010. El pitcher Dallas Braden criticó fuertemente al cañonero Alex Rodríguez, por pasar Alex por encima de la loma de pitcheo y hasta tocar la placa del montículo. “Bájate de mi loma” le gritó en aquel entonces Braden a Rodríguez. Luego el mundo del beisbol, entre ellos el propio Rodrigo, se enteró de que era una falta de respeto.

Braden era un pitcher ciertamente desconocido hasta ese momento. A raíz de ese acontecimiento se habló más de él. Dos semanas después lanzó un juego perfecto en pleno Día de las Madres.

De alguna manera así funciona esto de las reglas no escritas. Cada año van aumentando. Ahora podemos incluir las relacionadas con el número de cuadrangulares o antigüedad en la MLB que debe tener un beisbolista para disfrutar un jonrón, así como el tiempo permitido para quedarse parado en la caja de bateo.

Lesiones extrañas con los Diamondbacks

Primero fue Steven Souza Jr. quien sufrió una lesión extraña: arribando a home en un juego de pretemporada se lesionó una rodilla. No llegó barrido, mucho menos hubo un encontronazo con el receptor, raro por completo porque el problema fue serio, perderá la campaña entera.

Ya en temporada regular, Alex Ávila dio un cuadrangular y en el corrido de bases se lesionó el cuádriceps izquierdo, entró a la lista de incapacitados por 10 días.

Ambos son jugadores que vienen de un año batalloso, ahora se puede decir están en año de mala suerte, aunque en el caso de Ávila estuvo rindiendo de una manera positiva en los primeros encuentros y se espera que vuelva pronto a la acción.

Correo electrónico: oscsoria@aol.com