Especial para La Estrella de Tucsón

Siempre emotivo escuchar la historia de cuando Francisco Gámez y Mike Feder se animaron como empresarios a lanzar un proyecto en el cual confiaron desde un inicio, la Fiesta Mexicana de Beisbol, o Mexican Baseball Fiesta, “aunque dijeran que los dos estábamos locos”, como dicen ellos en broma.

Se trataba de traer juegos de beisbol de equipos de Liga Mexicana del Pacífico a tierras arizonenses, esto en etapa de pretemporada y en un inicio únicamente a Tucsón.

“Ya tenían dos locos, pero necesitaban un tercero”, recuerda también con humor Juan Aguirre, gerente de los Naranjeros de Hermosillo, el equipo con más campeonatos en la LMP y uno de los máximos atractivos del evento.

Aguirre y los Naranjeros de inmediato se sumaron a la Fiesta. En realidad, el plan que traían Gámez y Feder agradó y sobre todo convino a equipos de la LMP, tendrían juegos de preparación en complejos que funcionaron para Major League Baseball, definitivamente no era una locura, era un excelente proyecto.

Gámez acepta que no ha sido fácil, pero por lo mismo la Mexican Baseball Fiesta le ha traído grandes satisfacciones: ha puesto un producto que ha convencido a la afición, y de ahí que con entusiasmo ya estén de lleno trabajando en la próxima.

Gámez y Feder acaban de encabezar una conferencia de prensa en Phoenix, en la cual anunciaron partidos que tendrán este año en Mesa, Arizona, en el estadio de pretemporada de los Chicago Cubs, serán del 27 al 29 de septiembre.

Ahí estarán los Naranjeros de Hermosillo, Yaquis de Ciudad Obregón, Águilas de Mexicali y Cañeros de Los Mochis, a ellos se sumará un equipo de la Arizona Fall League, los Mesa Solar Sox.

Platicando con el actual gerente de los Águilas, Luis Alfonso García, quien estuvo en la conferencia de prensa en Phoenix, resaltó el beneficio en el terreno deportivo: tienen una mejor preparación. García formó parte de la Mexican Baseball Fiesta como pelotero (es uno de los máximos jonroneros en la historia de la LMP), luego como coach y ahora está de directivo; por ende, habla con autoridad del tema.

Después de presentar el evento en Mesa se pasarán a la siguiente semana a Tucsón (del 3 al 6 de octubre), donde suele cerrarse la preparación de los equipos. Ahí estarán los Tomateros de Culiacán y Mayos de Navojoa, además de los otros cuatro clubes de la LMP que jugarán en Mesa.

Uno de los principales atractivos en esta ocasión deberá ser la presencia del jonronero mexicano Vinicio Castilla, estará de mánager de Naranjeros y reportará desde el inicio de los entrenamientos.

Los grandes años de Castilla en la MLB fueron con los Colorado Rockies, equipo que entrenó y tuvo sus juegos de pretemporada en el Hi Corbett Field de Tucsón. El estar de nuevo en esta ciudad en plena competencia de beisbol seguramente le traerá a Castilla buenos recuerdos.

Castilla contará con un grupo de coaches lleno de ex big leaguers, entre ellos Erubiel Durazo, quien también debe tener excelentes recuerdos de Tucsón, pues ahí estuvo como pelotero colegial (en Pima Community College), como prospecto (Tucson Sidewinders) y obviamente como jugador establecido en los entrenamientos con los Arizona Diamondbacks en el Kino Sports Complex.

La Mexican Baseball Fiesta de 2019 tendrá excelentes ingredientes. Ya se trabaja en ella.

Oscar “El Buki” Soria es comentarista en español de los Arizona Diamondbacks. Contáctalo en oscsoria@aol.com.