El 31 de agosto de 2019 será un día que seguramente recordaremos a cada rato cuando se trate de hablar de los máximos acontecimientos en el Chase Field de Phoenix, la casa de los Arizona Diamondbacks.

Desde hace casi un año se planeó para esa fecha hacer el Día de la Liga Mexicana del Pacífico, algo exclusivo para el circuito invernal azteca. Anteriormente se le había puesto como un importante ingrediente del Día de la Herencia Hispana.

Se encontró con que era una fecha cercana al inicio de los entrenamientos de la LMP, algo que siempre ha solicitado el presidente del circuito, Omar Canizález Soto, para que también sirva para promocionar en el estado de Arizona la siguiente temporada.

Estarían los Dodgers de Los Angeles de visita en Phoenix, uno de los clubes que más aficionados mete al estadio, además, sería en fin de semana, y por si eso fuera poco, en quincena.

El concierto de Su Majestad La Brissa al final del juego entre Diamondbacks y Dodgers el 31 de agosto fue todo un éxito en la noche dedicada a la LMP en el Chase Field.

De nuevo se invitaría a los seguidores de los clubes de la LMP a que fueran al estadio con sus gorras y jerseys de sus equipos favoritos de la pelota invernal mexicana, pero entonces se contempló la posibilidad de un concierto después del partido. Fue ya en plena primera mitad de temporada regular 2019 cuando se acordó con Su Majestad La Brissa su presencia ese día en el Chase Field.

El evento salió a la perfección: Desde temprano se notaba la presencia de la afición seguidora de la LMP; en total, llegaron 50,180 aficionados, la mayor entrada en la historia del Chase Field, y los Diamondbacks ganaron el juego 6-5, dejando los Dodgers la carrera del empate en la tercera base.

Vino resultando también el partido con mayor venta de comida y bebida en la historia del estadio, superando al Juego de Estrellas que se tuvo en Phoenix en 2011.

Al final vino el concierto, muy probablemente el que más público hispano ha tenido en el estadio de los Diamondbacks. De lo que estoy 100% seguro es que vino resultando el más alborotador; jamás había visto a tanta gente bailar y por tanto tiempo en Chase Field.

Rick Scuteri / AP

El lanzador de relevos de los Diamondbacks de Arizona, Yoan López, contra los Dodgers de Los Ángeles en la séptima entrada el sábado 31 de agosto de 2019 en Phoenix.

Empezando con “Bota la Bata” y cerrando con “La Colales” (canción de moda que también fue parte del repertorio en la primera parte del concierto), la Brissa tuvo una actuación como si hubiera pegado un “Grand Slam” ganador en extra innings.

Al día siguiente, al llegar al estadio para el último juego de la serie ante los Dodgers, los comentarios positivos se oía por todos lados entre los trabajadores, como por ejemplo preguntando que si cuándo darían a conocer el “Día de la LMP 2020”.

El “standing”

Finalmente, los Arizona Diamondbacks pudieron entrar en una racha extensa, superior a los 5 triunfos seguidos, lo que elevó las esperanzas de playoffs.

Eso de ganarle 3 de 4 juegos a los Dodgers, incluso estando a punto de barrerlos, elevó los ánimos, la confianza del equipo.

Han entrado en un periodo donde por tres semanas tendrán juegos en teoría de menor peligro, donde tienen la oportunidad de acercarse más al terreno de clasificación a postemporada.

Sigue estando difícil el panorama, hay equipos fuertes actualmente encima de ellos en el standing general, hay varios en la pelea. Lo increíble es que ya es septiembre y todavía tienen esperanzas.

Rick Scuteri / AP

El venezolano Eduardo Escobar, de los Diamondbacks de Arizona, festeja luego de conectar un jonrón ante los Dodgers de Los Ángeles, el sábado 31 de agosto de 2019

Hemos comentado del mérito de mantenerse contendiendo a pesar de varios peloteros importantes que cambiaron o perdieron en la agencia libre en el pasado receso de campaña, luego a finales de julio cambiaron al lanzador estelar Zack Greinke. Por eso, prácticamente se puede decir que todo lo que venga será ganancia.

En un descuido se mantiene esta conversación en la última semana del rol regular.

Rick Scuteri / AP

Wilmer Flores, de los Diamondbacks de Arizona, cruza el plato de casa después de pegar un jonrón solitario contra los Dodgers de Los Ángeles en la cuarta entrada durante un juego de béisbol el sábado 31 de agosto de 2019 en Phoenix.

Contacta a Oscar Soria en oscsoria@aol.com