Cortesía de Tucson Cine Mexico

Miguel Rodarte, izq., y Luis José Germán en “Cinderelo”, del director Beto Gómez, quien estará en el festival Tucson Cine Mexico.

Tucson Cine Mexico, el festival de cine mexicano más antiguo de Estados Unidos, regresa la próxima semana con un nuevo paquete de obras contemporáneas tanto de directores establecidos como otros prometedores.

La versión 16 del festival de cinco días, creado por el Instituto de Cine Hanson de la Universidad de Arizona y Cinema Tropical de Nueva York, inicia el miércoles 27 de marzo con una recepción y una charla con la destacada cineasta Martha Sosa Elizondo en el Museo de Arte de Tucsón, en el centro de la ciudad. El codirector del festival, Carlos Gutiérrez, moderará la conversación con Sosa Elizondo, productora de “Amores Perros” y del galardonado documental “Presunto culpable”. Su última película, “Plaza de la Soledad”, se exhibirá el 28 de marzo en el festival, que finaliza el domingo 31 de marzo.

Las películas mexicanas han gozado de una renovada popularidad en los últimos 20 años. Además, el trío de directores mexicanos Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro han obtenido un éxito mundial crítico al ganar un Oscar al mejor director y película en los últimos años.

Pero son directores como Beto Gómez quienes han trabajado bajo el radar de Hollywood y han ayudado a reforzar la industria cinematográfica mexicana con películas exitosas.

México está experimentando un auge en la creación de películas, con muchos directores y fotógrafos talentosos, escribió Gómez en un correo electrónico. Gómez, quien es visitante frecuente del festival, dijo que Hollywood está abierto a los cineastas mexicanos y que está trabajando en un proyecto que se cree que atraerá a los espectadores al norte de la frontera.

La película más reciente de Gómez, “Cinderelo”, tendrá su estreno estadounidense en el festival el 30 de marzo a las 9 p.m. Gómez pone de cabeza el cuento de hadas de la Cenicienta, ya que Marlon Flores, interpretado por Miguel Rodarte, es rechazado por mujeres a que les parece totalmente sin atractivo. Cuando Marlon encuentra a su “hado padrino”, interpretado por Joaquín Cosío, Marlon se convierte en un magnífico bombón llamado Brando, interpretado por William Levy, quien es perseguido por las mujeres. Pero la transformación tiene un precio.

Todas las películas tendrán subtítulos en inglés y se proyectarán en el cine Harkins Tucson Spectrum 18, ubicado en el 5455 S. Calle Santa Cruz, a excepción de “Mamacita” y “Plaza de la Soledad”, que se exhibirán el 28 de marzo en el Centro para la Fotografía Creativa, en el campus de la UA, a partir de las 5:30 p.m.

Las exhibiciones de las películas son gratis, pero los asistentes deben reservar sus entradas en el sitio web del festival, tucsoncinemexico.org, donde también encontrarán el calendario y más información.

CARTELERA:

Mamacita (José Pablo Estrada Torrescano, 2018), un trabajo que tiene una premisa muy interesante: una anciana adinerada que vive como reina en su propio castillo (con jardinero, chofer, sirvientes…) hace jurar a su nieto (un estudiante de cine) que en cuanto sea cineasta hará una película sobre ella y su vida.

Lo bueno sucede cuando el susodicho cumple su promesa y, en el proceso, comienza a descubrir los secretos oscuros de su familia, en donde el amor, al parecer, siempre estuvo ausente. Lo mejor de todo es que la cinta no es ninguna obra de ficción, sino un documental en donde todo lo que ocurre, por más sorprendente que parezca, son hechos verídicos.

Proyección: 28 de marzo, 5:30 p.m., en el Centro para la Fotografía Creativa de la Universidad de Arizona, 1030 N. Olive Road.

Plaza de la Soledad (2016) es un documental realizado por la fotógrafa Maya Goded, el cual sigue de manera cercana a varias prostitutas de la tercera edad. Estos personajes se ganan la vida comerciando con su cuerpo en La Plaza de la Soledad (de ahí el título), en los límites del barrio de La Merced, uno de los más pobres de la Ciudad de México.

Esta convivencia ha generado miles de fotografías, un libro y ahora un documental que, en palabras de Goded, surgió al advertir que la interacción entre ella y las sexoservidoras daba para algo más que sólo fotografías; había que capturar sus tristezas, alegrías, preocupaciones, así como su fe y sus esperanzas.

Proyección: 28 de marzo, 7:30 p.m., en el Centro para la Fotografía Creativa en la Universidad de Arizona.

Xquipi’ Guie’dani/ El ombligo de Guie’dani (Xavi Sala, 2018), en donde conoceremos a Guie’dani, una chica zapoteca quien, junto a su madre, comienza a trabajar con una familia clasemediera en la Ciudad de México.

La protagonista contrasta con el personaje que Yalitza Aparicio interpretó en Roma (Alfonso Cuarón, 2018), pues Guie’dani no es como Cleo, quien era feliz sirviendo a sus patrones. Y es que la naturaleza de Guie’dani se niega a seguir el rol que la sociedad le ha asignado: servir a los más pudientes. “Lo que sea, menos sirvienta”, exclama la protagonista cuando Claudia, su nueva amiga (una adolescente rebelde), le cuestiona sobre lo que quiere ser de grande.

Proyección: 29 de marzo 29, 6 p.m. en Harkins Tucson Spectrum 18.

Sin duda, la cinta más llamativa de la selección es Niñas bien (Alejandra Márquez Abella, 2018), basada en el primer libro de Guadalupe Loaeza (que fue best seller en México), aparecido en 1987. Con un tono de comedia pero también con algo de crítica social, la historia retrata el clasismo que aún está vigente en la sociedad mexicana.

El filme recrea los temas y situaciones tocados por Loaeza en su libro, en donde retrata la idiosincrasia de las mujeres jóvenes de clase alta, así como sus intereses y sus preocupaciones. En la trama conoceremos a Sofía (Ilse Salas) quien, junto a su esposo, tendrá que enfrentar el impacto de la crisis económica que vivió el país en 1982.

Proyección: 29 de marzo, 9:15 p.m. en Harkins Tucson Spectrum 18.

La Camarista (Lila Avilés, 2019), aborda también, y con un enfoque muy interesante, el tema de la servidumbre en México. La trama gira alrededor de Eve, quien trabaja de mucama en un lujoso hotel de la Ciudad de México. A través de largas jornadas de trabajo, veremos a Eve sufrir su pesada rutina, encontrar valiosos objetos olvidados y soñar con una vida mejor.

Proyección: 30 de marzo, 6 p.m. Harkins Tucson Spectrum 18.

Cinderelo (Beto Gómez, 2017) es una divertida comedia sobre un tipo llamado Marlon (Miguel Rodarte), un fotógrafo inseguro y poco atractivo quien, gracias a su hado padrino (Joaquín Cosío), recibe un curioso hechizo: cada noche se transformará en Brando (William Levi), un atractivo casanova que hará de las suyas en la ciudad. Lo interesante aquí será ver cómo se resolverá el dilema de la doble identidad a la hora de encontrar el amor.

Proyección: 30 de marzo, 9:00 p.m., en Harkins Tucson Spectrum 18.

Tesoros (María Novaro, 2017), una cinta de tono familiar que cuenta las aventuras de un grupo de niños que saldrá de su pequeña población, ubicada en la costa del Pacífico (llamada Barra de Potosí), para buscar un tesoro que, según cuenta la leyenda, ha estado escondido en un lugar cercano. Lo que los pequeños ignoran es que pronto encontrarán algo mucho más valioso que el famoso tesoro pirata.

Proyección: 31 de marzo, 2 p.m. Harkins Tucson Spectrum 18.

Contacta Ernesto Portillo Jr. en netopjr@tucson.com o al 573-4187.