Señora, no me vaya a salir usted con que aún no ha visto Luis Miguel: La Serie (2018) quesque porque ha tenido un mucho quehacer o porque sus hijos nomás no la dejaron. O usted, señor, no me diga que le hizo el feo sólo porque nada más le atraen las historias con persecuciones en coche, peleas a puño limpio o narcos.

Si usted ya la vio, a poco no se compadecó de Luismi cuando de chiquito él quería salir a jugar a las canicas con sus compas pero su malvado padre lo obligaba a quedarse en casa a permanecer horas y horas educando la voz.

A poco no se la mentó más de una vez al condenado de Luisito Rey, su padre/mánager, cada vez que éste abusaba psicológica y físicamente de su hijo, a quien siempre vio más como una mercancía que podía exprimir y negociar al mejor postor.

Adictiva y reveladora

Bueno, si de veras no la ha visto, pues entonces aproveche que ya está completita en Netflix en Estados Unidos y que no tendrá que quedarse en ascuas toda una semana para ver el siguiente capítulo. Ya verás cómo cada episodio te dejará con la boca abierta al mostrar varias facetas, antes desconocidas, del llamado Sol de México.

Producida en 2018 y con el aval y consultoría del mismísimo Luis Miguel (no se pierda su breve cameo al inicio), la serie cuenta en 13 dramáticos episodios la vida del astro mexicano, desde que su padre descubre su talento natural a la edad de 10 años hasta que lo convierte en el artista hispano más reconocido a nivel internacional.

Algo sí le aseguro: mientras esto ocurre, ya verá que el volver a escuchar sus éxitos (según avanza la trama) le hará desempolvar los viejos CDs o buscar en YouTube sus canciones para cantarlas día y noche; aunque sea a escondidas, como le hizo su servidor.

Los personajes: Luisito vs Luismi

Sin duda fueron el mexicano Diego Boneta y el español Óscar Jaenada quienes sobresalieron del resto. Por un lado, es digno de reconocimiento el trabajo de preparación hecho por Boneta, quien entrenó casi un año su voz para sonar lo más similar posible al cantante, con todo y movimientos y sus clásicos tics.

Mención aparte merece al trabajo de Jaenada, quien hizo de su personaje de Luisito Rey todo un fenómeno del internet. Tanto fue así, que lo convirtió de la noche a la mañana en uno de los villanos más odiados del año.

Sólo basta rascarle un poco al Google para ver la oleada de memes creados por los ocurrentes fans, quienes lo colocaron, junto a Peña Nieto y Trump, como los tres más odiados del México actual. ¡Imagínese!

Obviamente, no voy a contarle más de lo necesario para no robarle emociones ni sorpresas, pero le adelanto que la serie tiene el mérito de adentrarse en pasajes bastante oscuros de la vida del astro mexicano.

De entre éstos sobresalen el enigma de la extraña desaparición de su madre y el efecto que causó en Luis Miguel su vida llena de excesos, la dificilísima relación con su padre, las aventuras que vivió con sus amigos y, sobre todo, los sacrificios nunca antes revelados que tuvo que hacer para convertirse en la figura que es hoy en día.

Búsquela y disfrútela. Eso sí, no espere una obra de arte ni mucho menos, pero si no le engancha me puede reclamar todo lo que quiera.

Hasta la próxima.