Netflix

“Stranger Things” regresó a Netflix para su 3era temporada el jueves 4 de julio con su cuarteto de niños héroes enfrentando el peligro una vez más.

Además de los estrenos en el cine, Palomeando, una columna creada especialmente para los lectores de La Estrella de Tucsón, ahora incluye reseñas y recomendaciones de series y películas disponibles para ver en casa utilizando los distintos servicios de transmisión o streaming.

¡Que lo disfruten!

Nostalgia ochentera

Los 80’s están más vivos que nunca gracias a las cintas de terror con todo y sus elementos distintivos (música electrónica y villanos macilentos) que han aparecido últimamente, o las de adolescentes que sufren crisis por no ser populares en la escuela o incluso las de acción y su banda sonora estridente y edición casi caricaturesca.

Los ejemplos son abundantes: Planet Terror (Robert Rodríguez, 2007), Death Proof (Quentin Tarantino, 2007), The Cabin in the Woods (Drew Goddard, 2011), Kung Fury (David Sandberg, 2015), Sing Street (John Carney, 2016), It (Andy Muschietti, 2017), Bumblebee (Travis Knight, 2018), Ready Player One (Steven Spielberg, 2018), Summer of 84 (Francoise Simard y Anouk Whissell, 2018) y un etc. bastante extenso que incluye todos los géneros.

Palomeando con Netflix

Netflix supo sorprender a sus suscriptores con Stranger Things y Dark, dos excelentes series que guardan algunas semejanzas entre sí (premisa, look ochentero y mezcla de géneros), aunque cada una merece un lugar aparte.

Stranger Things, creada por los hermanos Duffer (Matt y Ross), supo dar en el blanco al aderezar una historia de misterio con buenas dosis de terror, humor y uno de los looks ochenteros más seductores que se han presentado tanto en cine como en televisión.

El atractivo mayor de la serie es, sin duda, el encantador elenco: un grupo de niños a un paso de entrar a la adolescencia que se enfrentará a fuerzas desconocidas.

La historia parte de la desaparición del miembro frágil de la pandilla y el esfuerzo de sus amigos para rescatarlo. Eso sí, la cereza en el pastel radica en una misteriosa niña llamada Eleven (Millie Bobby Brown), quien es encontrada y adoptada por el grupo.

Muy pronto todos se darán cuenta de que será precisamente ella su arma más poderosa para defenderse de las fuerzas oscuras que ha traído hasta su pequeña población un extraño centro de investigación disfrazado de planta eléctrica, ubicado en las afueras.

Inquietante e inteligente

Dark, por otra parte, atrapará al espectador más exigente con una historia que combina drama, misterio, enigmas y paradojas temporales que impresionan por la seriedad de su planteamiento.

La trama arranca en 2019 en una pequeña ciudad alemana, en donde la desaparición de un menor cerca de una misteriosa planta nuclear alarma a los habitantes de la ciudad. El misterio aumenta con la aparición de otro adolescente, pero éste sin vida, ataviado con ropa ochentera y una extraña quemadura que se extiende a través de sus ojos en forma de banda.

A partir de ahí se comienzan a desvelar todos los misterios que guarda el lugar, y no sólo en asuntos de adulterios, desapariciones no resueltas y adolescentes en busca de su identidad, sino algo realmente intrigante y que es el gancho real de la historia: los viajes en el tiempo y las consabidas paradojas temporales causadas por las cuevas, la planta nuclear y el extraño artefacto que carga un misterioso personaje.

Sólo basta que el espectador ponga atención y se deje llevar por su hipnótica trama para que quede atrapado enseguida.

Ambas series parten de un elemento en común: la desaparición de un menor cerca de un misterioso lugar; de ahí en más son totalmente distintas.

Eso sí, las dos son perfectas para sentarse a degustar de unas ricas palomitas hechas en casa y dejarse llevar por sus inquietantes tramas.

Hasta la próxima.

José María ‘Chema’ Rodrígez radica en Guadalajara y es crítico de cine para diversas publicaciones de México y EE.UU.