Skip to main content
You have permission to edit this article.
Edit
Revisitando el valor de la solidaridad: columna del cónsul Barceló

Revisitando el valor de la solidaridad: columna del cónsul Barceló

La solidaridad es el camino que las sociedades deben recorrer para ser más justas

  • Updated

De izquierda a derecha, Oscar Antonio de la Torre Gonzalez, Erika Solis, Lorena Verdugo y Mary Ann Juárez, colaboradores de El Rio Health, son fotografiados con el Premio Ohtli el 20 de mayo de 2021.

El 20 de mayo tuve el honor de entregar a una institución tucsonense el más alto reconocimiento que otorga el Gobierno de México a personas u organizaciones que tengan méritos excepcionales en la promoción del desarrollo de las comunidades mexicanas que radican en el exterior. El Rio Community Health Center es bien conocida por muchos miembros de las comunidades mexicanas y mexicoamericanas que han recibido servicios de salud, dentales o del comportamiento en alguna de sus clínicas a lo largo de la ciudad.

Era la primera vez que, en Tucsón, el premio Ohtli se concedía a una institución y no a una persona; luego de haberse reconocido a personajes muy destacados y estimados por la comunidad, por su labor en favor de los demás.

Las personas realizan individualmente logros muy sobresalientes y dignos de reconocimiento, pero vale la pena valorar también los méritos duraderos y permanentes que son alcanzados por gente trabajando unida bajo una misma misión. Las organizaciones sociales son, exactamente eso, un conjunto de esfuerzos individuales que se entrelazan para conseguir hacer realidad objetivos compartidos, mayores, perdurables.

Rafael Barceló Durazo

Las sociedades más sanas y democráticas tienen una activa presencia de instituciones que participan en objetivos de todo tipo: culturales, educativos, religiosos, deportivos, científicos. Algunas de esas organizaciones, con gran sensibilidad por la justicia, contribuyen a corregir las asimetrías en las oportunidades que tienen distintos miembros de la sociedad, por razones sobre las que no tienen control, como su clase económica, su origen étnico, su género, que los llevan a tener necesidades que no siempre se resuelven socialmente. Para abarcarlas en términos muy amplios, podríamos decir que todas ellas trabajan por y para la solidaridad.

Una reflexión necesaria es qué papel juega la solidaridad para ayudar a aquellos integrantes de la comunidad que están menos protegidos y que tienen un acceso limitado al bienestar del que sí gozamos otros. Principalmente, para garantizar el acceso mínimo indispensable a servicios básicos como la salud, la alimentación, la educación y la protección social.

El nombre del premio es una palabra en náhuatl, ohtli, que quiere decir “el camino”. Fue muy significativo reconocer a una institución que trabaja solidariamente un tema de salud, luego de haber enfrentado esta terrible pandemia. Fue una muestra simbólica de que la solidaridad es el camino; el buen camino que las sociedades deben recorrer para ser más justas, pero también más prósperas.

Los humanos formamos tribus, aldeas y, después, naciones justamente para prosperar juntos. Colectivamente lográbamos protegernos entre todos, con más dedicación a aquellos que requirieran mayores cuidados. Cuando nuestras sociedades se hicieron demasiado grandes y complejas, algunos integrantes se han quedado fuera de ese abrigo que la sociedad debe brindar. El objetivo protector de las sociedades sigue existiendo, pero no siempre alcanza a cubrir a todos sus miembros.

Esta pandemia causó la pérdida de millones de vidas, la hospitalización de más personas que las que pudieron atender las instituciones de salud y provocó la pérdida millonaria de empleos y negocios. Ha sido una crisis mundial muy dolorosa, pero las crisis también pueden ser oportunidades de replantear las prioridades, las cosas que necesitamos valorar más o garantizar mejor. La salud es uno de esos bienes preciosos que aquilatamos hasta que faltan, por eso felicito a las doctoras, los enfermeros y todas las personas que trabajan en el sector salud, por su imprescindible labor en favor de los demás.

La atención solidaria de la salud, por medio de servicios accesibles a todos, integrales y preventivos puede ser la siguiente gran prioridad mundial. Cada país puede hacer lo que esté a su alcance, pero cuando toda la comunidad internacional trabaja junta hacia un objetivo común, la humanidad es más eficaz para atender sus problemas.

Por ello vale la pena pensar cómo podemos seguir contribuyendo, cada quien desde su espacio, a formar comunidades más generosas y solidarias. El Consulado de México es muy afortunado de formar parte de una red de aliados locales que trabajan inspirados por la mística de la solidaridad, como es el caso de El Rio. Tucsón, the Old Pueblo, puede seguir siendo un ejemplo de trabajo colectivo en favor de todos, sin dejar nunca atrás a los más desfavorecidos.

Para los que hemos migrado de un país a otro, esa sensación es todavía más intensa, una melancolía que se administra, pero nunca desaparece.

El sonorense Rafael Barceló Durazo es cónsul titular de México en Tucsón. @barcelodurazo

Be the first to know

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

  • Updated

No es momento de tirar la toalla y desconfiar de los avances científicos. Es mejor preguntar e informarse, que no vacunarse por falta de datos o por desinformación. Columna del cónsul adscrito de México, Enrique Gómez Montiel.

  • Updated

Ha tomado siglos llegar a donde estamos: mujeres que abrieron camino, sociedades que han evolucionado, hombres que las han apoyado -y muchos más que se han opuesto a ellas-, movimientos que les han dado visibilidad... Pero aún quedan mentalidades por cambiar y paradigmas por romper.

  • Updated

Después de una vida de vicios, mala alimentación, un trabajo que “odiaba” y falta de compromiso, ahora Andrés es guía personal, orador motivacional y comediante. Ayudar a cambiar una vida es su motor.

  • Updated

La historia de las tribus indígenas, del menosprecio y abuso de los trabajadores, la lucha de generaciones para que en la escuela escuela hubiera maestros mexicoamericanos y bilingües "y que no se nos vea como de segunda clase", son los motores de Lane Santa Cruz, futura regidora de Tucsón.

  • Updated

Quien una vez fue un chico tímido y callado en Pueblo High School, Valadez descubrió su vocación por la política y el servicio público. De ahora 51 años y con una larga trayectoria como supervisor del Condado Pima, ha sido líder en la política local y estatal por más de 30 años.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News