You are the owner of this article.
La Universidad de Arizona establece recortes de sueldo y licencias no pagadas a todo su personal

La Universidad de Arizona establece recortes de sueldo y licencias no pagadas a todo su personal

El área conocida como Mall de la Universidad de Arizona después de que el campus ha estado inactivo debido a la pandemia de coronavirus.

Read in Engish

La Universidad de Arizona, uno de los dos empleadores más grandes del sur de Arizona y responsable de más de 4 mil millones de dólares  en impacto económico, está implementando licencias no pagadas y recortes salariales para casi todos sus empleados, las cuales durarán hasta junio de 2021.

Los pasos sin precedentes, realizados a medida que la UA se prepara para las consecuencias económicas "extremas" de la pandemia de coronavirus, entran en vigencia el 11 de mayo y requieren que los empleados que ganen $150,001 dólares al año o más reciban un recorte salarial de al menos el 17%, mientras que los que ganen menos deben tomar días de descanso no pagados hasta lograr una reducción salarial de al menos 5%.

Esos esfuerzos de ahorro se producen cuando la UA ya ha visto pérdidas de 66 millones de dólares, y se prevé que pierda hasta 250 millones como resultado del coronavirus, según el presidente de la UA, Robert C. Robbins, quien le dijo al Arizona Daily Star el viernes que los recortes serán revisados ​​cada mes para asegurar que estén alcanzando sus objetivos de ahorro.

“Esto es increíblemente, increíblemente difícil y doloroso de hacer. Siento una gran empatía por todos. Al mismo tiempo, no estamos despidiendo a nadie. Solo pedimos a la gente que reduzcan el tiempo en el trabajo", dijo Robbins. "Espero que no dure el año. Estamos esperando que nuestros estudiantes regresen al campus. Si tenemos que recurrir a todo el aprendizaje remoto digital como estamos ahora, el número será dramáticamente mayor, porque la matrícula probablemente se reduciría".

Robbins dijo que se espera que los permisos sin goce de sueldo ahorren a la UA entre $90 y $95 millones. Se estima que entre  $50 y 60 millones adicionales provengan de la congelación de contratación ya impuesta, deteniendo $7 millones en tres proyectos de construcción, 22 millones de inversión en el plan estratégico, retrasar los planes para aumentos por mérito y una reducción del 20% en el pago de líderes ejecutivos que entró en vigor en marzo.

Cuando se le preguntó si esto impide que la universidad despida más adelante, Robbins dijo que "es posible llegar más allá".

"Si esto es tan malo como lo estamos proyectando, todavía tenemos $100 millones que tenemos que recuperar de alguna parte", dijo.

Los permisos fueron anunciados a la facultad y al personal en un correo electrónico de Robbins el viernes temprano.

Los empleados que ganan por lo menos $200,000 al año tienen que tener un recorte salarial del 20%, mientras que aquellos que ganan entre $150,001 y $ 199,999 tienen que tomar un recorte salarial del 17%.

Aquellos que ganen entre $75,001 y $150,000 deberán tomar 39 días de licencia, o 1.5 días por periodo de pago, equivalente a un recorte salarial del 15%; los que ganan entre $44,500 y $75,000 deben tomar 26 días de licencia, o un día por periodo, equivalente a un recorte del 10%; y aquellos que ganan $44,449 o menos deben tomar 13 días de licencia, o medio día por periodo de pago, equivalente a un recorte del 5%.

Según Robbins, algunos empleados no están obligados a participar en los permisos y reducciones salariales, incluidos los puestos financiados por subvenciones para continuar la investigación, que es una de las tres principales fuentes de ingresos para la UA. Esos recortes también se ajustarán para los empleados cuyas funciones son menos de un equivalente a tiempo completo.

La base de datos de salarios más reciente de la UA, que proporciona información para todos los empleados del año fiscal y fue obtenida por el Arizona Daily Star a principios de este año a través de una solicitud de registros abiertos, muestra que 1,150 empleados ganaron al menos $150,001 al año; 3,400 empleados ganaron entre $75,000 y $150,000, y 14,604 ganaron menos que eso en el año fiscal 2019.

"La tarea por delante no es fácil, y depende en gran medida de la resolución de nuestra crisis de salud pública. Junto con todo nuestro equipo de liderazgo, estoy agradecido por los enormes sacrificios que ya han hecho, especialmente porque se requerirá más de todos nosotros en la Universidad ", escribió Robbins en la carta, que fue obtenida por el Arizona Daily Star, y señaló las disminuciones en los ingresos proyectados.

"Si bien es significativo, esos ahorros no son suficientes, y se requiere un permiso apropiado (tiempo no remunerado fuera del trabajo) y un programa de reducción salarial", escribió. "Con este plan, los empleados retendrán sus beneficios de empleo y atención médica. Todos compartiremos esto como un equipo y todos nos sacrificaremos como un equipo, pero de una manera que respete su trabajo, sus contribuciones y su compensación y beneficios, en la mayor medida posible".

La universidad tenía más de 15,000 empleados en el año fiscal 2017, con salarios y otras compensaciones por un total de poco menos de $1.2 mil millones, según un estudio encargado por la Junta de Regentes de Arizona y publicado el año pasado.

La base de datos de salarios más reciente de la UA, que proporciona información para todos los empleados del año fiscal y fue obtenida por el Arizona Daily Star a principios de este año a través de una solicitud de registros abiertos, muestra que 1,150 empleados obtuvieron al menos $150.001; 3,400 empleados ganaron entre $75,000 y $150,000, y 14,604 ganaron menos que eso en el año fiscal 2019.

El estudio también mostró que el impacto económico de la universidad para ese año fiscal superó los $4.1 mil millones.

Robbins reconoció el impacto que los permisos tendrán en la economía local.

"Todos están siendo impactados. Entiendo cuán importante es esto para las personas individuales y las familias y cuánto les duele", dijo. "Pero al mismo tiempo, si no hiciéramos nada, nos quedaríamos sin dinero. La universidad iría a la bancarrota. No podríamos seguir administrando la universidad".

También reconoció el efecto que podría tener en los estudiantes, si sus profesores no pudieran trabajar al menos un día por semana.

"Realmente va a ser difícil para todos. Los decanos, jefes de departamento y gerentes van a descubrir cómo hacer el trabajo", dijo Robbins, quien agregó que podrían tener menos estudiantes a quienes enseñar. "Las consecuencias de manejar esto son complejas y es por eso que no entramos en esta decisión a la ligera".

Robbins dijo que la UA ya había ordenado permisos, pero nada de esta magnitud. Instituyeron permisos sin sueldo para ahorrar alrededor de $5 millones durante la recesión económica de 2008, y en realidad habían instituido reducciones de presupuesto de 1.5% y reducciones de 3% en costos administrativos al comienzo de este año por un total de $30 millones.

"Esto es 8-10 veces mayor", dijo.

Robbins dijo que todas las proyecciones se hicieron con el entendimiento de que los estudiantes estarían en el campus en el otoño, pero que tomarán esa decisión "basada en la ciencia", teniendo en cuenta cosas como la prueba generalizada de anticuerpos, una vacuna potencial y una impredecible segunda ola de casos.

"Desearía que no estuviéramos teniendo esta conversación, pero creo que superaremos todo esto", dijo.

La decisión de Robbins se produce días después de que Dave Heeke, el director de atletismo de la UA, escribiera una carta abierta a los fanáticos y promotores de que está anticipando una pérdida de ingresos de $7.5 millones en este año fiscal, que finaliza el 30 de junio, como resultado de las pérdidas de ingresos de Pac-12 y NCAA , la falta de venta de boletos y lo que él llamó "una disminución en otras proyecciones de ingresos".

Los $7.5 millones representan el 7.3% de los últimos ingresos reportados de Arizona de $102.3 millones.

Heeke escribió que ha estado trabajando con otros en el departamento para pronosticar el panorama financiero del próximo año y que el departamento "debe tener un plan" para reducir el gasto en varias áreas, incluidos los contratos futuros.

Contacta al reportero Justin Sayers en atjsayers1@tucson.com o al 573-4192. Twitter: @_JustinSayers. Facebook: JustinSSayers.

Concerned about COVID-19?

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News