El Programa de Salud Móvil de la Universidad de Arizona, el cual ofrece servicios gratuitos de cuidado de la salud a personas que carecen de un seguro medico o que tienen un seguro limitado, ha expandido sus servicios y espera crecer aún más en los meses venideros.

El programa, operado por el Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria de la UA, empezó hace poco a ofrecer servicios de salud a Amity Foundation Circle Tree Ranch, una comunidad terapéutica que ha existido por casi 50 años para tratar adicciones al alcohol y las drogas, y al proyecto de vivienda transicional Dragonfly Village.

UA Mobile Health, como se denomina el programa en inglés, es una práctica de atención primaria sobre ruedas que se traslada de un lugar a otro bajo un calendario mensual para ofrecer atención seria y crónica a pacientes de todas las edades. El equipo de Salud Móvil también ofrece atención a embarazo de bajo riesgo y servicio limitado de estudios dentales, así como servicios preventivos, como los exámenes Papanicolaou, y exámenes físicos para realizar deportes.

Por lo general, la clínica visita escuelas y centros comunitarios para llevar sus servicios. El programa opera con un presupuesto de un poco más de 400,000 dólares anuales y atiende a 1,800 pacientes por año.

Está apoyado por la UA, el Centro Médico Banner-University y el Condado Pima. También recibe donaciones y subsidios de la Fundación March of Dimes, la Fundación Delta Dental de Arizona, Laboratorios Sonora Quest y los Arizona Diamondbacks. La clínica es poyada por una donación del Dr. Augusto y Martha Ortiz, quienes fundaron el programa hace más de 40 años.

El Dr. Ravi Grivois-Shah, director médico de UA Mobile Health, quiere expandir más el servicio. La clínica visita los sitios cada dos semanas, pero Grivois-Shah anhela estar en cada sitio cada semana a la misma hora.

“Ayuda mucho mentalmente a los pacientes (el decir), ‘necesito ayuda y sé a dónde acudir’”, dijo.

También tiene la visión de visitar áreas rurales cuatro veces al año y ofrecer servicios de telemedicina entre una visita y otra.

Algunos pacientes, aproximadamente el 30 por ciento, habrían ido a la sala de emergencias si no hubieran tenido el recurso de UA Mobile Health, de acuerdo con una encuesta reciente a pacientes que usan el programa. El resto se habría quedado sin atención.

Pero las salas de emergencia pueden representar largas esperas y copagos costosos, incluso para gente con seguro médico. Para quienes no lo tienen, podría derivar en una deuda o hasta la quiebra.

“Muchos de los usuarios de Mobile Health también trabajan mal, tienen bajas primas mensuales pero deducibles altos. Otros están en el segmento que no reúne los requisitos para recibir Medicaid pero los subsidios no son suficientes para cubrir el costo de los seguros privados”, dijo Grivois-Shah.

“Es una buena forma de llegar a la comunidad que de otra forma no tendría atención”.

La clínica móvil también está disponible para gente con otras barreras para la atención médica, como su estatus migratorio o la falta de medios de transporte. Por ejemplo, la clínica visita preparatorias y está disponible para los estudiantes durante periodos de clases.

UA Mobile Health “de verdad llena los vacíos de atención”, dijo Grivois-Shah. “Los centros de salud comunitarios también sirven para ese propósito, y nuestros colegas en El Rio o Marana Health Care o Mariposa (Community Health Center) realmente nos ayudan a llegar a esas brechas, pero incluso los centros comunitarios tienen barreras como el costo compartido y las listas de espera”.

MEJOR ACCESO AL CUIDADO DE LA SALUD

Vincent Ascencio jugaba basquetbol la tarde del 20 de agosto cuando sintió dolor en el pecho.

“Me asusté”, dijo Ascencio, un estudiante en Circle Tree Ranch de 29 años de edad.

Los usuarios del rancho son llamados estudiantes porque “no queremos la connotación de pacientes”, dijo Beth Anne Laos, enfermera registrada de práctica avanzada quien es directora de bienestar y maneja relaciones comunitarias del rancho. “Lo hacemos así para que les dé un sentido de autoestima y valor”.

Después de que una enfermera del campus revisó los signos vitales de Ascencio, determinó que no era un problema del corazón. Ascencio podía ir de inmediato al hospital o esperar la clínica móvil.

Decidió esperar, y Laos lo anotó para la primera consulta de la mañana siguiente.

La nueva sociedad, con visitas regulares al Rancho Circle Tree y Dragonfly Village, ofrecerá a esta población un mejor acceso a la atención médica. Muchos no tienen seguro médico o tienen acceso limitado a un seguro o al transporte.

Los estudiantes de Circle Tree Ranch tampoco tendrán que estropear clases con largos viajes supervisados fuera del campus.

Ascencio pasó alrededor de una hora en la clínica, más que el promedio de los pacientes, pero eso fue mejor que la otra alternativa.

“La última vez que fui a sacarme sangre (fuera del campus), no tenía cita. Estuve ahí por tres horas”, dijo. “No me afectó en clases, pero pudo haberme afectado si hubiera sido otro día”.

Ascencio no estaba asegurado cuando sufrió un accidente automovilístico. Bebía mucho para soportar el dolor físico. Con el tiempo, se volvió una adicción.

En el rancho, UA Mobile Health no se enfocará en adicciones ni en problemas de salud mental. Esa es misión del rancho.

En cambio, la clínica fungirá como un recurso para la atención médica primaria y aguda.

“Nuestros sitios son más exitosos cuando tenemos una buena aceptación de socios del lugar que pueden identificar a los usuarios y estudiantes o miembros de familias que realmente necesitan los servicios”, dijo Grivois-Shah.

Ascencio salió la de la clínica sintiéndose menos preocupado. El dolor no venía del corazón, sino que se originó por la inflamación de un cartílago entre las costillas. Regresó a seguir con su día, mientras saludaba a otros estudiantes del rancho.

Contacta a Mikayla Mace en mmace@tucson.com o al 573-4158.

Traducido por Liliana López Ruelas.