Al principio fue la sorpresa: un bebé en camino después de 14 años de su hijo menor. Luego, la espera silenciosa: dejar que pasaran los primeros tres meses, que se dice son los más críticos de un embarazo. Y después la preocupación: dónde y cómo iba a atenderse durante el embarazo y el parto, si no contaba con seguro médico.

Éricka Galindo sintió un alivio desde la primera vez que llamó por teléfono al Programa de Salud Móvil de la Universidad de Arizona.

“Significó todo para mí”, dijo Éricka, de 38 años y quien espera a su tercer hijo para fines de agosto. “Estaba totalmente en cero y muy desesperada. La clínica móvil es un apoyo buenísimo para cualquier mujer, incluso si tienen seguro”.

El Programa de Salud Móvil, operado por el Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria de la Universidad de Arizona, expandió sus servicios generales y prenatales, dando a mujeres embarazadas de Tucsón más opciones de atención médica gratuita, independientemente de si las pacientes cuentan con un seguro médico o no.

Gracias a un subsidio de casi 500,000 dólares otorgado al programa por Banner Foundation a principios de este año, la clínica pudo agregar otra unidad móvil y ha duplicado los días de atención prenatal de cuatro a ocho por mes, dijo Patrick Rivers, coordinador del programa.

También se agregaron tres nuevos sitios para la clínica: Primavera Casa Paloma, Southern Arizona AIDS Foundation (SAAF) y Youth on Their Own!

Con ellos, desde este mes de mayo el Programa de Salud Móvil suma en total 11 ubicaciones.

TRANQUILIDAD ENORME

Las mujeres embarazadas que se benefician de este programa reciben un cuidado integral que incluye ultrasonidos, vitaminas prenatales, vacunas y revisiones médicas.

“Ellos te dan todo lo básico y hasta más”, dijo Éricka. “Es una tranquilidad enorme”.

Para las pacientes que no cuentan con seguro médico, la atención en la clínica móvil a lo largo del embarazo representa un ahorro de alrededor de 2,500 dólares, dijo Nury Stemple, educadora de salud comunitaria del programa.

El parto no está incluido en los servicios del Mobile Health Program, nombre original en inglés del programa que en el 2018 tuvo 481 pacientes en prenatal, pero las mujeres reciben ayuda para solicitar AHCCCS o buscar un acuerdo de pagos con el hospital Banner-University Medical Center.

El hospital ofrece un paquete de parto o cesárea, según el caso, para las pacientes de la clínica móvil sin seguro y de bajos ingresos a un costo entre 5,600 y 6,000 dólares.

Banner-University Medical Center estrenó el pasado 22 de abril su unidad de partos en un piso completo de la nueva torre de nueve pisos del hospital, en 1625 N. Campbell Avenue.

El calendario mensual de la clínica móvil de la UA incluye una visita guiada por mes al hospital, donde las pacientes conocen las nuevas instalaciones para saber exactamente a dónde acudir el día del parto, hacer preguntas y llenar por adelantado algunos formularios.

SERVICIOS VITALES

Los servicios prenatales gratuitos proporcionados por el Programa de Salud Móvil son vitales para la comunidad, dijo Ravi Grivois-Shah, director médico del Programa de Salud Móvil de la UA, en un correo electrónico.

“Muchas madres embarazadas no pueden acceder a la atención médica porque no tienen seguro”, agregó Grivois-Shah. “Servimos a muchas mujeres que ganan demasiado para Medicaid (AHCCCS) pero no pueden pagar un seguro privado. Otras que no pueden calificar para Medicaid debido a su estatus migratorio u otras barreras”.

El Programa de Salud Móvil no pone requisitos.

Aunque desde su fundación en 1976 está orientado a brindar atención médica a sectores sociales desprotegidos, pues inició con un enfoque en áreas rurales, los usuarios de la clínica móvil no son indagados sobre seguro médico, estatus migratorio ni ingresos.

La clínica móvil cuenta con personal bilingüe.

“Si estas mujeres (embarazadas y sin seguro médico) no reciben servicios de atención médica, muchas afecciones que afectan el embarazo, como la diabetes, la preclamsia, el crecimiento deficiente del feto y otras, no se diagnosticarían y podrían ocurrir complicaciones evitables”, dijo Grivois-Shah.

El programa también ofrece medicina familiar, pediatría, salud de la mujer y prueba de Papanicolaou, atención a adultos mayores, seguimiento de enfermedades crónicas, exámenes físicos para escuelas y deportes y atención por lesiones menores que no son de urgencia.

“Y el trato es buenísimo”, dijo Éricka, a quien ya le practicaron dos ultrasonidos en sus seis meses de embarazo. “Desde doctores, enfermeras, es un trato muy atento”.

Consulta el calendario mensual de la clínica en su página de Facebook: www.facebook.com/ mobilehealthprogram o llama al (520) 626-0178.

Contacta a Liliana López Ruelas en

llopez@tucson.com o al 807-8479.