SAN BERNARDINO, California, EE. UU. (AP) -- Falta poco para el cierre del consulado de México en esta ciudad y el futuro doctor Salim Serrano acomoda unos documentos mientras aguarda que alguien se acerque a la nueva ventanilla de atención sobre asuntos de salud.

En el salón de espera del consulado, unas dos decenas de inmigrantes aguardan su turno para tramitar documentos, mientras la ventanilla de salud luce desolada.

Es un día sin muchos interesados en el servicio de salud. La ventanilla inauguró hace dos semanas y Serrano, estudiante de la Universidad de Loma Linda, conversa con su superior, Richard Blanco, administrador de la Facultad de Salud Pública de ese centro superior, sobre la forma de dar a conocer el nuevo servicio.

"¿Sabía que detrás de ese mostrador hay dos expertos de la Universidad Loma Linda listos para darle cualquier tipo de información sobre salud?", le preguntó un reportero al lavacoches Gregorio Maldonado, sentado en la sala de espera. "¿De veras? No sabía", respondió el joven de 27 años, quien dijo carecer de seguro médico. "Qué bueno, voy a regresar pronto porque la salud es lo primero. Sin salud no hay nada".

La de San Bernardino es la última ventanilla de salud abierta en un consulado de México en Estados Unidos el 14 de septiembre. La sede diplomática todavía está informando a la gente sobre el servicio que ofrece referencias, charlas e información sobre cuidado preventivo, beneficios en salud en México y fechas de ferias comunitarias y clínicas rodantes.

Con la de San Bernardino el gobierno mexicano tiene ahora una ventanilla de salud en cada uno de sus 50 consulados en Estados Unidos, incluyendo el de Anchorage, Alaska.

"La meta... es que todos los mexicanos en Estados Unidos conozcan la posibilidad de acudir a las ventanillas a informarse y conozcan sus derechos en México. Por otro lado, vamos a seguir trabajando en mecanismos de prevención de salud", dijo el secretario de Salud de México, Salomon Chertorivski, en una entrevista reciente.

El servicio que comenzó en 2003 como un programa piloto en los consulados de San Diego y Los Angeles fue un éxito y ahora se está incorporando a la Semana o Mes de la Salud, que se realizan anualmente en octubre en los consulados mexicanos en este país.

En el último año 137.000 personas han utilizado el servicio, del que en la circunscripción de Los Angeles se han beneficiado 730.000 personas desde 2003, de acuerdo con funcionarios del gobierno mexicano.

El afán está enfocado en satisfacer las principales preocupaciones de salud de la comunidad latina: la obesidad, el alto colesterol, los servicios dentales y oftalmológicos y el acceso a servicios públicos o de bajo costo.

En el consulado de San Bernardino se atiende a un promedio de 100 personas por día entre ferias de salud, clínicas móviles, charlas y referencias, dijo la cónsul en esa ciudad Carolina Zaragoza Flores.

"La ventanilla de salud es un gran logro. Es una gran puerta que se nos abre y estamos avalados por Loma Linda, que tiene uno de los mejores centros médicos del país", comentó la diplomática.

El servicio funciona en coordinación con agencias públicas, empresas privadas y organizaciones no lucrativas, como Health Net y Done Vida California.

Las organizaciones asociadas ofrecen regularmente charlas en los consulados, orientando al público en diversos temas, desde la prevención del vih hasta la donación de órganos. Otras veces, las organizaciones ofrecen información o servicios gratuitos y participan en ferias de salud donde se dan servicios gratuitos como exámenes de colesterol y vih.

"El consulado es un gran aliado, nos trata muy bien. Tenemos muy buena comunicación con ellos y trabajamos muy de cerca", dijo Jesus Nava, voluntario de Done Vida California que da información sobre donación de órganos en el consulado de Los Angeles destacando su propia experiencia: en 2005 recibió un corazón donado que le salvó la vida.

"En general, la gente recibe bien el mensaje y logramos que mucha gente se inscriba para donar sus órganos", explicó.

También se ofrece información sobre servicios de salud en México para los interesados en regresar a su país, pero en general la gente acude a las ventanillas para pedir referencias de servicios médicos de bajo costo o gratuito.

"Viene gente de todo nivel, pero la mayoría son gente de medianos y bajos recursos", puntualizó Zaragoza Flores.

Las ventanillas también ofrecen un espacio donde los inmigrantes, sobre todo aquellos que viven en el país sin documentos legales, pueden preguntar sobre servicios públicos sin miedo.

A la vez trata de ofrecer servicios en español, resaltó el cónsul en Los Angeles, David Figueroa Ortega.

"El fenómeno migratorio tiene muchos efectos. Aquí nuestra comunidad tiene alimentación diferente a la que tenía en México. Eso ocasiona que la salud de nuestros connacionales se deteriore por no conocer el sistema de salud, no hacerse revisiones y otras instancias como la barrera del lenguaje, que evita que ellos sepan sobre los servicios de salud disponibles", explicó.

Agregó que "así nace la necesidad de ventanillas de salud, que es una fuente valiosa de atención para nuestros connacionales que no tienen los elementos necesarios para atenderse en clínicas privadas".