Skip to main content
You have permission to edit this article.
Edit
4 alcaldesas de Arizona piden al Gobernador hacer obligatorio el uso de cubrebocas

4 alcaldesas de Arizona piden al Gobernador hacer obligatorio el uso de cubrebocas

Pero admiten que en sus ciudades no se forza el cumplimiento de esa misma orden local

  • Updated

Read this story in English

Phoenix.- Con un nuevo aumento en los casos de COVID-19, las alcaldesas demócratas de cuatro ciudades renovaron el viernes su demanda de que el gobernador Doug Ducey imponga el uso obligatorio del cubrebocas en el estado, a pesar de que admiten que su policía no está haciendo cumplir sus propias órdenes locales.

En una conferencia de prensa en línea, las alcaldesas de Tucsón, Phoenix, Tolleson y Flagstaff también dijeron que quieren una cuarentena obligatoria de 14 días para las personas que visitan el estado o que presenten evidencia de una prueba negativa de COVID-19 al llegar a Arizona.

Pero el jefe de gabinete del gobernador dijo que no hay nada nuevo en sus argumentos. Y Daniel Scarpinato dijo que su jefe no ve ninguna razón para alejarse de su creencia de que la mejor manera de hacer que la gente no salga es a través de mensajes sobre su importancia y asegurando el cumplimiento voluntario.

Sin embargo, se cuestiona seriamente si ese mensaje está funcionando.

En caso de ser aprobada por la FDA, otro organismo del gobierno deberá decidir cómo se racionan las dosis iniciales: unos 25 millones de dosis disponibles en diciembre, 30 millones en enero y 35 millones más en febrero y marzo.

El Departamento de Servicios de Salud de Arizona informó de 4,471 nuevos casos de infección por coronavirus este viernes 20. Eso se compara con un máximo de 5,450 a fines de junio, cuando Ducey impuso nuevas restricciones a las empresas. En septiembre, Arizona tenía menos de 600 nuevos por día. También se informaron 43 muertes, lo que eleva el recuento estatal a 6,427.

Mientras tanto, una métrica separada muestra que la tasa de propagación en Arizona continúa aumentando.

Y el Institute for Health Metrics Evaluation predice que, en ausencia de algún cambio en las políticas, ya sean máscaras u otras restricciones, la demanda de camas en las unidades de cuidados intensivos excederá la capacidad en algún momento del próximo mes.

"Lo que necesitamos es una acción estatal decisiva'', dijo Regina Romero, alcaldesa de Tucsón. "Desafortunadamente, todavía tenemos que ver eso del gobernador Ducey".

De hecho, Ducey no quería ningún tipo de mandato de cubrebocas, incluso tuvo al principio de la cuarentena una orden ejecutiva que prohibía a los funcionarios locales imponer sus mandatos. Fue solo después de que Romero y otros amenazaron con seguir adelante de todos modos, y provocar una batalla legal, que el gobernador retrocedió.

Ahora Ducey está utilizando esa opción de la acción local para explicar por qué no se necesita más, afirmando que las ordenanzas existentes cubren al 90% de los arizonenses. Romero se burló de eso como respuesta.

"El COVID-19 no ve los límites del condado o de la ciudad", dijo.

La alcaldesa de Phoenix, Kate Gallego, citó las predicciones de que los hospitales podrían quedarse sin camas de cuidados intensivos. Y eso, a su vez, podría llevar a la implementación de los estándares de atención en caso de crisis que permitirían al personal médico seleccionar esencialmente a los pacientes para determinar quién recibe la atención limitada disponible.

También señaló que Ducey, en su conferencia de prensa más reciente, dijo que cree que los cubrebocas ayudan a detener la propagación. Pero eso, dijo Gallego, no es suficiente.

"No se puede decir que cree en eso y no implementar la política", dijo.

Pero Ducey no lo ve así.

"Lo que quiero evitar es parte de la división y la política que ha sucedido en torno a este tema", dijo Ducey, quien dijo que prefiere "la participación y la cooperación".

Las cuatro ciudades, Tucsón, Phoenix, Tolleson y Flagstaff, tienen sus propios mandatos de uso de cubrebocas. Pero incluso Romero admitió que hay personas en eventos en su ciudad que no están cumpliendo.

Más concretamente, no se emiten multas por violar la ordenanza de la ciudad.

"El Departamento de Salud del Condado Pima es responsable de la aplicación", dijo Romero.

Eso no es exactamente cierto. Cuando Ducey enmendó su orden ejecutiva permitiendo ordenanzas locales para el uso de cubrebocas, también otorgó a las ciudades la autoridad para exigir el cumplimiento.

Regina Romero Tucson mayor

Pero Romero dijo que depende de las personas que vean violaciones llamar al departamento de salud para informar no solo de la ordenanza local de cubrebocas, sino también de cosas como el hacinamiento en los bares, que está prohibido por la orden ejecutiva estatal.

"Sabemos y nos damos cuenta de que hay malos actores", dijo.

¿Y qué hay del papel de la policía de Tucsón?

"TPD no entra en un negocio y se encarga de hacer cumplir el mandato del cubrebocas", dijo Romero. "Lo que estamos haciendo es coordinar y cooperar con el Departamento de Salud del Condado Pima".

Eso, sin embargo, plantea la pregunta de cuál sería el objetivo de un mandato de cubrebocas a nivel estatal si la aplicación no fuera más estricta de lo que es ahora. Romero, sin embargo, dijo que una sola ley con un solo mensaje es mejor que el conjunto de ordenanzas "en mosaico" que existen ahora.

"Por eso es importante que el gobernador Ducey lidere", dijo. Y Romero dijo que también significa que los departamentos de salud locales pueden trabajar directamente con el estado.

Sin embargo, Gallego, la alcaldesa de Phoenix, admitió que el problema de frenar el virus puede estar menos relacionado con las personas que usan cubrebocas en público que con otras formas de transmisión. Dijo que existe un problema de propagación en "pequeños grupos de personas que se conocen, incluidos los miembros de la familia.

"No será posible hacer cumplir la ley en los hogares de las personas si están celebrando en grande por Acción de Gracias en su comedor", dijo.

Gallego dijo que el departamento de policía de su propia ciudad ha tenido "cientos de contactos educativos con nuestros residentes hablando sobre la importancia de los cubrebocas".

"Creemos que arrestar a las personas y meterlas en la cárcel, que sería una de las áreas más probables de transmisión, no es la forma de superar esto", dijo.

La cuestión de las pruebas obligatorias de los recién llegados va un paso más allá de la directiva de Ducey el miércoles para que el departamento de salud estatal establezca sitios en los aeropuertos Sky Harbor, Tucson International y Phoenix Gateway donde las personas puedan obtener pruebas de saliva y resultados gratuitos en 48 horas. El gobernador dijo que se espera que cualquier persona que dé positivo se ponga en cuarentena.

Hay un precedente de lo que quieren las 4 alcaldesas demócratas. El propio gobernador emitió un edicto similar en abril sobre los visitantes del área de la ciudad de Nueva York después de que hubo un aumento en los casos allí.

Esa orden expiró más tarde cuando las tasas de infección en el área de los tres estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut disminuyeron, aumentaron los casos de COVID y Nueva York impuso sus propias restricciones a los viajeros de Arizona.

Scarpinato dijo que ahora no hay razón para eso. Dijo que Ducey cree que si las pruebas gratuitas son convenientes y los resultados son positivos, los visitantes aceptarán voluntariamente permanecer alejados de los demás.

On Twitter: @azcapmedia

Concerned about COVID-19?

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

  • Updated

Si se aprueba en la reunión del 1 de diciembre, el toque de queda iniciaría la misma noche del martes y hasta el 22 de diciembre, de 8 p.m. a 5 a.m. Estarían excentos el personal de seguridad pública y de salud, quienes se trasladen a o de su trabajo, quienes realicen actividades esenciales -como cuidar a alguien- y las personas sin hogar.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News