Un operador de pavimentación de fuera del estado que hizo trabajos deficientes en varias casas y negocios de Tucsón fue despojado de su licencia de contratista de Arizona por no revelar su pasado problemático a la agencia estatal que otorgó la licencia.

En una decisión del 5 de septiembre, el Registrador de Contratistas de Arizona revocó la licencia de Bill Roger Acker, Sr., de Sunset, Louisiana, cuyos familiares dirigieron la operación de Tucsón.

La conducta de Acker Sr. causó “daños sustanciales y tangibles al público como resultado de su ineptitud”, decía el fallo, que señaló que los investigadores estatales corroboraron cinco denuncias de trabajo deficiente en la mano de obra en el área de Tucsón durante el año pasado.

En algunos casos, el pavimento recién instalado tenía menos de una pulgada de grosor cuando debería haber tenido al menos dos pulgadas de grosor, según muestran los registros públicos,

Al menos dos de los hijos de Acker Sr. fueron actores clave en la operación de Tucson y él efectivamente los “ayudó e incitó” a operar como contratistas sin licencia en su nombre, según la decisión del registrador.

Un hijo, Ike Jerome T. Acker, de 32 años, tuvo una licencia de pavimentación de California que fue revocada en ese estado en 2013 por una serie de quejas casi idénticas a las quejas recientes en Tucsón, según muestran los registros públicos.

Algunos reclamantes de Tucsón dijeron que se les cobraba sustancialmente más que el precio que se les daba antes de comenzar el trabajo. Un propietario afirmó que terminó pagando $19,000 por un trabajo de pavimentación que supuestamente costaría $5,000.

El fallo señaló el uso de la familia Acker de un argumento de venta sospechoso para atraer clientes: presentarse sin previo aviso en hogares y negocios para ofrecer grandes descuentos en el asfalto supuestamente sobrante de otros trabajos de pavimentación. Acker Sr. ha negado el uso de la táctica, que las autoridades ven como una señal de advertencia de posible fraude al consumidor.

Acker, Sr., de 62 años, no pudo ser contactado para hacer comentarios. Ni él ni su abogada de Tucsón, Brenda J. Lee, respondieron a una solicitud de comentarios para este reportaje, publicado originalmente en inglés a mediados de septiembre en el Arizona Daily Star.

La abogada Lee previamente le dijo al Star que su cliente tiene cientos de clientes satisfechos y que la cantidad de quejas es “insignificante”.

Arizona Registrar of Contractors

Bill Roger Acker Sr. presentó una tarjeta de identificación de Louisiana como parte de su solicitud de licencia de pavimentación en Arizona. Su licencia de contratista en Arizona fue revocada el 5 de septiembre por omitir en su registro que antes le habían revocado otra licencia en Idaho.

El mayor punto de discordia en el caso fue que Acker Sr. no notificó a las autoridades de Arizona cuando solicitó su licencia de pavimentación en 2017 que otro estado, Idaho, había revocó su licencia de pavimentación por mala mano de obra en 2009.

El registrador de Arizona se enteró de la discrepancia cuando el Arizona Daily Star y La Estrella de Tucsón publicaron una investigación el mes pasado que detallaba la problemática historia de la familia Acker en varios estados donde han operado durante la última década.

Acker Sr. dijo a las autoridades de Arizona que simplemente olvidó mencionar la revocación de Idaho. La orden del Registrador dijo que la omisión “no se justifica por su olvido”.

Es probable que Arizona no le hubiera otorgado una licencia a Acker si hubiera revelado su pasado según lo requerido, dijo.

Una funcionaria administrativa del estado que supervisó una audiencia en agosto sobre el caso recomendó no revocar su licencia, diciendo que ella vio las acusaciones de Acker como “el resultado de ineptitud y no de maldad”, pero el registrador optó por la sentencia más severa.

Según los informes, la firma de Acker Sr., BA Associates, ya no opera en Tucsón. Una fuente le dijo al Star que el clan Acker se retiró a mediados de agosto del lugar donde habían estado alojados durante meses mientras dirigía la operación de Tucsón.

En la mayoría de los casos de mano de obra deficiente en Tucsón, el equipo de pavimentación de Acker regresó y arregló los trabajos, dijeron las autoridades.

Mamta Popat / La Estrella de Tucsón

Benjamín Galaz, propietario de BK Carne Asada & Hot Dogs, en el área del estacionamiento de BK donde BA Associates pavimentó. Foto del 18 de julio de 2019.

Pero el dueño de un negocio, Benjamín Galaz, de BK Carne Asada & Hot Dogs en South 12th Avenue, se negó a dejarlos regresar a su propiedad y ahora está en una pelea legal por un embargo preventivo de $10,000 dólares que la empresa de pavimentación presentó contra su restaurante.

Otra agencia estatal, la Oficina del Fiscal General de Arizona, que investiga la sospecha de fraude al consumidor, también recibió al menos tres quejas de Tucsón. Jim Knupp, portavoz del Registro de Contratistas de Arizona, dijo que la agencia planea entregar sus archivos de Acker al fiscal general.

Mientras tanto, el regulador de contratistas en el vecino estado de Nuevo México también está iniciando acciones contra la licencia de Acker ahí por no revelar la revocación de su licencia de Idaho, según muestran los registros públicos.

Martin Romero, de la División de Industrias de la Construcción de Nuevo México, la autoridad estatal de licencias, dijo que Acker tiene derecho al debido proceso pero que aún no ha respondido a la queja.

Para informar un problema con un contratista con licencia, vaya a roc.az.gov/file-complaint o llame al 877-692-9762.

Para denunciar sospechas de fraude al consumidor ante el fiscal general de Arizona, visite www.azag.gov/complaints/consumer o llame al 520-628-6648.

Contacta a la reportera Carol Ann Alaimo al 573-4138 o en calaimo@tucson.com.

Reporter

Carol Ann has been with the Star since 1999, but has been an investigative reporter for more than 30 years. She's won numerous awards in the U.S. and Canada. In 2003, she was a war correspondent in Iraq and was a Knight-Wallace Fellow in Michigan in 2008.