You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit
Clínica de Tucsón recluta participantes para probar vacuna contra el COVID-19

Clínica de Tucsón recluta participantes para probar vacuna contra el COVID-19

Read in English

Un centro de investigación de Tucsón es una de las 87 clínicas de todo el país seleccionada para participar en la Fase 3 de una prueba de vacuna para el COVID-19.

Quality of Life Medical and Research Center (Centro Médico y de Investigación Calidad de Vida), ubicado en el lado este de Tucsón, participará en el estudio nacional y reclutará a cientos de miembros de la comunidad para formar parte de la prueba.

“Me siento muy honrado de que nos hayan seleccionado para este estudio en particular. Probablemente sea el estudio de investigación más importante en el que participaré en mi carrera”, dijo el Dr. John McGettigan, propietario y fundador del centro de investigación.

Moderna, una compañía nacional de biotecnología, lidera el estudio y anunció el comienzo de la Fase 3 a principios de este mes. La compañía está buscando reclutar hasta 30,000 participantes en todo el país.

La fase inicial de la prueba de la vacuna, que también está respaldada por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), comenzó en marzo y los resultados provisionales de la Fase 1 fueron publicados en el New England Journal of Medicine (Diario de Medicina de New England) el 14 de julio.

Según los resultados del estudio, la vacuna en investigación (mRNA-1273) fue generalmente bien tolerada en los participantes y provocó la actividad de anticuerpos neutralizantes en adultos sanos. Los investigadores descubrieron que la vacuna podía inducir anticuerpos dirigidos contra una porción de la proteína “espiga” del coronavirus, que es la que usa el virus para entrar y unirse alas células humanas.

Los resultados iniciales se basan en los primeros 45 participantes del ensayo de 18 a 55 años. Los participantes fueron separados en tres grupos y recibieron dos inyecciones, separadas por 28 días, de varias dosis. Más de la mitad de los participantes informaron fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, dolores musculares o dolor en el sitio de inyección, pero no se reportaron efectos adversos graves. Los síntomas fueron más comunes después de la segunda vacunación y en aquellos que recibieron la dosis más alta.

En la Fase 3, los participantes del ensayo recibirán dos dosis de la vacuna, o un placebo, con 29 días de diferencia. Los investigadores les darán seguimiento por hasta dos años, realizando controles periódicos de anticuerpos y monitoreándolos para detectar cualquier reacción adversa a la vacuna.

Con una designación rápida de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (Food and Drug Administration), McGettigan dijo que no anticipa que la vacuna tarde tanto en considerarse efectiva. Su equipo ya ha recibido peticiones de cientos de personas en el área de Tucsón que desean participar en la prueba, muchos de los cuales ya son pacientes suyos.

“Es un gran honor para mí que mis pacientes tengan confianza en mí para participar en este estudio tan importante. En la investigación llamamos a esas personas héroes médicos (personas que se ofrecen como voluntarios para la investigación), porque están levantando la cara por el resto”, declaró. “La fase 3 es, teóricamente, la última fase. Si todo va bien, esperamos que sea algo que esté disponible para todos nosotros. Y ese es todo el objetivo”.

McGettigan señaló que el enfoque principal del estudio en su sitio será reclutar trabajadores de la salud y otras personas que están en mayor riesgo durante la pandemia.

“El otro grupo que es muy importante que se vacune son las personas que trabajan en centros de asistencia y hogares de ancianos, pero también las personas en todos los negocios esenciales, como los trabajadores de nuestros supermercados”, señaló.

También esperan reclutar a participantes de grupos minoritarios, como los de las comunidades hispanas y nativoamericanas, así como personas de la tercera edad que padecen enfermedades crónicas.

No hay un límite establecido para la cantidad de participantes que debe tener un sitio, pero McGettigan dijo que espera involucrar a tantos tucsonenses como pueda. Cualquier persona mayor de 18 años puede participar, pero no aceptará ningún voluntario que haya tenido una infección COVID-19 conocida y confirmada.

“Alentamos a las personas a comunicarse con nosotros si quieren ser parte de la solución de este importante problema con el que estamos lidiando”, dijo.

McGettigan y su equipo comenzarán su parte del estudio a finales de esta semana. Cualquier persona que desee participar puede enviar un correo electrónico a covid19@qlmc.com o llamar al 441-5573.

“Se están trabajando más de 100 vacunas para ayudar a combatir esta pandemia”, dijo McGettigan. “Es interesante ver que la comunidad médica y las compañías farmacéuticas se unen en esto, porque es un gran problema en todo el mundo. Encontrar una solución más pronto es mejor que más tarde”.

Contacta la reportera Jasmine Demers en jdemers@tucson.com

Concerned about COVID-19?

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News