Skip to main content
You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit
Tucsón vigilará contenedores de reciclaje en busca de materiales prohibidos
New program looks to save costs

Tucsón vigilará contenedores de reciclaje en busca de materiales prohibidos

La ciudad paga casi $30,000 al mes por la contaminación en los materiales reciclables

Mamta Popat / La Estrella de Tucsón 2018

Los contenedores azules que tengan artículos restringidos recibirán una etiqueta de “oops”. Cuatro etiquetas significarán que la ciudad confisque el contenedor.

Por Nicole Ludden

La Estrella de Tucsón

A partir del lunes 22 de marzo, los contenedores de reciclaje de algunos residentes de Tucsón son sometidos a inspecciones para verificar el cumplimiento de las pautas de la ciudad sobre lo que puede y no puede ir en sus contenedores azules.

El Departamento de Servicios Generales y Medioambientales de Tucsón está comenzando un programa de ocho semanas llamado “Feet on the Street” (“Pies en la calle”) en el que envía inspectores a tres rutas de reciclaje al día, monitoreando 24,000 hogares en cuatro ocasiones distintas para buscar materiales prohibidos en los contenedores de reciclaje.

Los contenedores se marcarán con una “etiqueta oops” si se encuentran artículos restringidos durante la inspección. Después de cuatro etiquetas, el contenedor del reciclaje será confiscado.

El programa se presenta como una medida de ahorro en costos para la ciudad.

Según Cristina Polsgrove, oficial de información pública del departamento de servicios ambientales, la ciudad está pagando casi $30,000 al mes a su instalación de reciclaje por una tasa de contaminación del 30% que se encuentra en los materiales reciclables.

“Recibimos muchas cosas que son simplemente basura”, dijo Polsgrove. “Cosas como desperdicios de comida, desperdicios de jardín, pañales sucios, a veces animales muertos. Cosas que claramente no son reciclables”.

Si bien el departamento solía obtener ganancias en su programa de reciclaje, durante más de tres años ha recibido una factura de la instalación de recuperación de materiales por el costo de clasificar los materiales reciclables junto con una tarifa de contaminación por la basura y otros materiales no reciclables que se encuentran en sus depósitos.

El cargo por clasificación se debe a un cambio de política de China, que solía absorber la mayoría de los materiales reciclables del mundo.

En enero de 2018, China promulgó su política de “National Sword” (“Espada Nacional”), en la que prohibió las importaciones de plástico y otros materiales reciclables comunes, lo que provocó que los importadores se apresuraran a encontrar otros destinatarios de los millones de toneladas de desechos de reciclaje que China procesaba anteriormente.

Con el aumento de los costos de clasificación debido a la lucha continua para vender materias primas de origen reciclable, Tucsón ya no recibe una parte de los ingresos netos que una vez obtuvo de los productos que crean sus reciclables. Además de las tarifas de procesamiento, las instalaciones de recuperación de materiales agregan un cargo por la cantidad de materiales no reciclables que encuentran.

Polsgrove dice que la ciudad solía ganar $1.5 millones anuales de su programa de reciclaje. En el año fiscal 2020, la ciudad tuvo que pagar a la Instalación de Recuperación de Material de Republic Services más de $3.5 millones en tarifas de procesamiento con aproximadamente $366,000 dólares provenientes solo de las tarifas de contaminación.

Los no reciclables comunes, como las bolsas de plástico, pueden obstruir las cintas transportadoras y la maquinaria que clasifica los reciclables, mientras que cosas como los desechos de alimentos pueden arruinar los fardos de papel reciclado.

En un intento por minimizar el costo que paga a su instalación por materiales no reciclables, el departamento de servicios ambientales está comenzando su programa de inspección de contenedores “Feet on the Street” con la esperanza de incentivar a los recicladores de la ciudad a minimizar los contaminantes en sus contenedores azules, como la espuma de poliestireno, vidrio y bolsas de plástico.

El equipo de 10 inspectores del departamento tiene la tarea de observar 1,800 contenedores de reciclaje al día. Si un contenedor no cumple con el código en cuatro ocasiones distintas, Polsgrove dice que se notificará a la propiedad que el contenedor será “codificado” y confiscado por la ciudad. El propietario del contenedor puede apelar la decisión, pero se le puede solicitar que asista a una sesión de información sobre reciclaje.

Si la tasa de contaminación por reciclaje de la ciudad cae del 30% al 15%, la ciudad evitará incurrir en tarifas de contaminación. Además, la calidad del material reciclable afecta el precio al que se puede vender.

“El material de mayor calidad puede exigir un precio más alto”, dijo Polsgrove.

El programa de inspección se paga con una subvención de $140,750 que el departamento de servicios ambientales recibió de The Recycling Partnership, una organización nacional sin fines de lucro que ha otorgado subvenciones para proyectos similares en todo EE. UU.

Este no es el primer paso que ha tomado el departamento de servicios ambientales para reducir los costos de reciclaje. En septiembre de 2019, el departamento distribuyó sus fechas de recolección cada dos semanas, en lugar de semanalmente.

El departamento también dejó de recoger vidrio en contenedores de reciclaje en noviembre. En cambio, creó sitios de entrega en toda la ciudad donde los residentes pueden dejar sus productos de vidrio usados para su reutilización local.

Si el piloto de inspección de ocho semanas tiene éxito, Polsgrove dice que puede volverse permanente para ahorrarle a la ciudad los costos de contaminación.

Si bien el departamento no revela qué vecindarios serán monitoreados, dice que aquellos cuyos contenedores serán inspeccionados deberían haber recibido una postal con un recordatorio de qué artículos no deben reciclarse.

Para tener un recordatorio sobre lo que puede y no puede ir a los contenedores de reciclaje azules, visita tucsonaz.gov/es/recycle.

Contacta a la reportera Nicole Ludden en nludden@tucson.com. En Twitter: @nicolemludden.

Be the first to know

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News