Estellise Patrick espera su turno para que sus uñas sean decoradas por Color Street junto a su madre, Rebeca García, quien fue una de las 100 mujeres de Tucsón que aprovecharon un evento el martes que proporcionó ropa nueva, masajes y tratamientos para las uñas y las manos. García forma parte Single Mom Scholars, que ayuda a madres solteras a terminar la universidad.

April Walker estaba en la escuela de enfermería y recién soltera, con dos niños pequeños y un estrés financiero grande, cuando escuchó una conversación entre compañeros de clase.

Ese día, hace tres años, oyó por primera vez de Single Mom Scholars (Becas para Mamás Solteras). Ella le da crédito al programa por ayudarla a dejar atrás un futuro de pobreza y ahora ganar más de 70,000 dólares al año.

A finales de este mes, Walker será una de las 35 mujeres en el sur de Arizona que obtengan un título universitario con la ayuda de Single Mom Scholars desde que comenzó aquí en 2015.

"Lo que hicieron por mí no tiene precio", dijo Walker.

Para ser selccionadas, las mamás ya deben estar inscritas en la escuela, tener un promedio de calificaciones de al menos 2.5 en una escala de 4.0 y cuidar de al menos un niño menor de 11 años. Las mujeres también deben vivir en o por debajo del 150 por ciento del nivel de pobreza pautado por el gobierno federal, que actualmente equivale a un ingreso de 31,995 dólares anuales para una familia de tres.

Evitar que estas mujeres abandonen la escuela y presentarlas a otras madres solteras a través de grupos de apoyo son los principios fundamentales del programa, que solía llamarse Helping Hands for Single Moms. El esfuerzo se afilió a la organización sin fines de lucro Interfaith Community Services en 2017.

Single Mom Scholars recibirá orientación y un subsidio de 25,000, dólares de Social Venture Partners Tucson. La agencia invierte en organizaciones sin fines de lucro con un alto potencial y ayuda a expandir los servicios existentes.

"Estamos realmente interesados ​​en lo que rompe el ciclo de la pobreza y las vías para salir de ella", dijo Ciara Garcia, CEO de Social Venture Partners, que comenzó aquí en 2006. "La educación es el factor más importante en eso. Cambia la vida de la madre y la vida de sus hijos para las generaciones venideras".

García dijo que muchas organizaciones sin fines de lucro no cuentan con suficientes recursos.

"Hay soluciones realmente buenas por ahí que necesitan apoyo y crecimiento", dijo.

La Fundación de Mujeres del Sur de Arizona, en un estudio reciente, estima que aproximadamente 33,000 madres solteras aquí podrían usar el mismo tipo de ayuda que recibió Walker.

La participante Athena Atkins conoce bien esa necesidad.

Atkins dijo que  había experimentado violencia doméstica y se enfrentaba a la falta de vivienda cuando escuchó hablar de Single Mom. No estaba segura de cómo iba a terminar su carrera o a realizar su sueño de convertirse en dietista registrada.

Quien ahora está en su penúltimo año en la Universidad de Arizona, tenía entonces un nuevo bebé que cuidar cuando el padre de su hijo se fue el verano pasado.

"Me gusta llamarlo intervención divina", dijo al escuchar sobre el programa. Atkins pasaba por allí y se había detenido en las oficinas del Servicio Comunitario Interfaith para cambiar el pañal de su hija cuando vio un folleto sobre Single Mom Scholars.

"No podría haberlo hecho sin este grupo", dijo. "Me ayudaron a descubrir cómo mantenerme a mí misma y a mis hijos hasta que pueda ser autosuficiente".

El estado de Arizona se ahorra alrededor de 20,000 dólares en servicios y asistencia cada año cuando el éxito reemplaza la pobreza de las madres solteras, dijo Lia Pierse, directora de autosuficiencia en Interfaith Community Services y directora de Single Mom Scholars.

Actualmente, 1 de cada 4 niños en el Condado Pima vive en la pobreza, dijo Pierse, y aproximadamente el 80 por ciento de esos niños viven en hogares encabezados por madres solteras.

Además de los grupos de apoyo y las conversaciones en curso para ayudar a impulsar el éxito, las mujeres seleccionadas también reciben asistencia financiera.

Single Mom Scholars ofrece una beca de $3,600 al año, así como asistencia con cosas como reparaciones de automóviles y acceso a computadoras. Los hijos de las mujeres que participan pueden recibir tutoría y entrenamiento de habilidades para la vida.

El programa tiene un presupuesto anual de aproximadamente 180,000 dólares, por lo que el financiamiento adicional no solo ayudará a proporcionar fondos para más madres solteras, un aumento de alrededor del 20 por ciento, sino que también ayudará a la agencia a planificar el futuro y aumentará los servicios con el tiempo, dijo Pierse.

El martes, alrededor de 100 mujeres involucradas en ICS y Single Mom Scholars recibieron ropa de trabajo, masajes en sillas, tratamientos para las uñas y las manos, accesorios, cortes de pelo y zapatos.

La ropa fue donada por Cabi Clothing a través de un evento de Cabi Cares, mientras que otros proveedores incluyeron Color Street Nails, Mary Kay, Boom Salon, Lucky Cat Social Art y Serenity Massage of Tucson.

En promedio, las mujeres pasan de ganar alrededor de $9,000 al año cuando ingresan al programa a un promedio de $50,000 dentro del año de haber recibido su título.

Aproximadamente el 90 por ciento de las madres solteras que ingresan al programa obtienen un título, dijo Pierse. Actualmente hay 25 madres solteras y 50 niños inscritos en el programa.

Walker dijo que conocer a otras mujeres como ella ha sido maravilloso. Dijo que escuchar las historias de otras personas la ayudó a enfocarse en superar sus propios desafíos y también a que se diera cuenta de que muchas personas han pasado por momentos difíciles.

“Estaba pasando por un divorcio, y estaba perdida; tenía miedo", dijo. "No quería una limosna, quería ayuda. No quería un regalo, quería que alguien me dijera que estaba bien".

Contact reporter Patty Machelor at pmachelor@tucson.com or 806-7754. On Twitter: @pattymachstar