El verano y la natación van de la mano, pero también los accidentes en piscinas.

Los funcionarios respondieron a dos incidentes en los que casi se ahogaban dos niños con diferencia de unas horas el martes por la tarde.

Alrededor de las 2:13 p.m., el Departamento de Bomberos de Tucsón y el Departamento de Policía de Tucsón acudieron a la cuadra 1000 de East Benson Highway en el lado sur de la ciudad por informes de un ahogamiento.

El niño, de aproximadamente 12 años de edad, no estaba en una condición que amenazara su vida cuando fue trasladado al Centro Médico Banner de la Universidad, dijo el oficial Ray Smith, portavoz de la policía de Tucsón.

Las autoridades no están seguras de cuánto tiempo estuvo el niño en el agua, dijo Jessica Nolte, vocera del Departamento de Bomberos de Tucsón. La información inicial indicaba que el niño pudo haber sufrido un problema médico mientras nadaba, dijo Nolte en un comunicado de prensa.

Alrededor de las 3:30 p.m., un niño de 2 años fue trasladado al Centro Médico de Tucsón (TMC) después de que las autoridades dijeron que se había caído en un spa y casi se había ahogado.

El Departamento de Bomberos de Tucsón respondió al incidente en el bloque 9200 de East La Palma Drive en el lado sureste de Tucsón.

El niño estaba alerta, consciente, respirando y llorando antes de que llegaran las cuadrillas de rescate, dijo el Departamento de Bomberos de Tucsón.

El Departamento aprovechó la oportunidad para recordarle al público la importancia de las políticas de seguridad en el agua.

La supervisión de un adulto es importante cuando los niños nadan o están cerca del agua. Las barreras para mantener a los niños alejados de la piscina también pueden ayudar a prevenir accidentes. La policía también alienta a los ciudadanos a tomar clases para aprender a nadar y aprender la técnica de Reanimación Cardiopulmonar (RCP).

Contacta a Stephanie Casanova en scasanova@tucson.com. En Twitter: @CasanovaReports

Reporter

Stephanie is a Tucson native and graduated from the University of Arizona in 2014. She worked for newspapers in Rapid City, South Dakota; Manhattan, Kansas; and Lake Havasu City before moving back to Tucson.