You have permission to edit this article.
Edit
El Chinito Gordo, las nuevas delicias mexicanas en Tucsón

El Chinito Gordo, las nuevas delicias mexicanas en Tucsón

  • Updated

Piña con mariscos de El Chinito Gordo.

READ IN ENGLISH

Aquí estábamos, sentados junto a la ventana mirando hacia una brisa española de ladrillos rojos, lo único que se interponía entre nosotros y Oracle Road. La mesa se estaba llenando rápidamente y aún no habían sacado la hamburguesa de chorizo ...

Estábamos dentro de las entrañas de uno de los restaurantes más antiguos de Tucsón, el Club 21, que sirvió comida mexicana clásica de Sonora durante 73 años hasta que cerró el verano pasado. Propiedad de la misma familia en su totalidad, el Club 21 había durado seis años más que su restaurante hermano John Jacob’s El Parador, un exuberante oasis de comida sonorense en la selva de Broadway.

Al final, la estructura masiva de El Parador sufrió el destino de la demolición. Pero el espacio cavernoso que albergaba el Club 21 sigue pateando. Y ahora, es un moderno restaurante mexicano central.

Cuando el propietario del Club 21, Taft “Skip” Jacob, decidió cerrar sus puertas, se acercó a su viejo amigo Lenny Mark para hacerse cargo del espacio. Mark es el dueño de la segunda generación de otro emblemático restaurante de Tucsón, Bamboo Terrace. Este restaurante chino ha sido un deleite del suroeste durante 26 años. En el centro comercial en Ajo Way y South Mission Road, Bamboo Terrace es el tipo de lugar donde escuchas a la gente ordenar rollos de huevo y moo shu cerdo en español.

La esposa de Lenny, Blanca Mark, ha trabajado en Bamboo Terrace durante unos 16 años y es oriunda de Guadalajara, Jalisco, México. Para el nuevo restaurante se asoció con el chef Yaxkin Andrade del estado mexicano de Nayarit y desarrolló un menú con platos populares de todo el centro de México. Llamó al restaurante El Chinito Gordo, un término amoroso para un chico gordito (también conocido como su esposo).

El Chinito Gordo, antes Club 21, en 2920 N. Oracle Rd.

El nuevo lugar tiene un aspecto fresco y colorido, con sillas de metal y placas decorativas de Frida Kahlo en las paredes. El menú incluye muchas de las comidas tradicionales norteñas que amamos, como las chimichangas y los chiles rellenos. Pero están diseminados entre otros platos del centro de México, como un mole de chocolate y un chile en nogada. También hay algunos guiños a la cultura milenaria ... por ejemplo, una ensalada de quinoa en el menú de comidas.

Aquí es donde nos metimos en problemas. Digamos que hay más de un “hitazo’ en este menú.

Y cuando solo tienes una mesa de dos, eso se convierte en un problema. La piña de mariscos, el culichi, que es imprescindible cuando lo ves en un menú. Nosotros no nos resistimos al chile relleno con camarones.

El culichi, originario de Sinaloa, es especial en El Chinito Gordo, con esa encantadora salsa verde hecha de chiles poblanos asados y crema, generalmente combinada con pequeños camarones gordos en queso blanco, lleva un chile poblano relleno de camarones en este lugar.

fotos por Andi Berlin / La Estrella de Tucsón

Hamburguesa de chorizo con queso Oaxaca derretido.

La hamburguesa de chorizo puede ser la más vendida del restaurante, pero mi comida favorita en el menú hasta ahora tiene que ser la torta ahogada, la especialidad de la ciudad natal de Blanca, Guadalajara, y definitivamente le hace justicia aquí.

El pan de bolillo suave está cubierto con una salsa de chile de arbol de seda, solo ligeramente picante para que le dé un toque de sabor a la lengua. Y el cerdo asado adentro, ¡mmm! Hay un poco de crujiente y mucho sabor, especialmente cuando le pones una de esas cebollas moradas.

Y si además pides un agua fresca casera, no te arrepentirás. Durante nuestra visita, estaban sirviendo horchata de fresas. Estuvimos tentados a pedir una de sus muchas margaritas, pero después de todo estábamos ahí solo para almorzar.

Be the first to know

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

  • Updated

Mezclando realidad y ficción, en "Los dos papas" conocemos de manera íntima el pensamiento de Benedicto XVI y de Francisco. La cinta es un producto realmente interesante, entretenido y en varios momentos emotivo.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News