De 67 años y con hipertensión, López Obrador no se ha vacunado contra el coronavirus. Ha dicho que el personal del sector salud sería el primero en recibir la vacuna. Con base en el plan del gobierno, los mayores de 60 empezarían a ser vacunadas en febrero.