Después de una vida de vicios, mala alimentación, un trabajo que “odiaba” y falta de compromiso, ahora Andrés es guía personal, orador motivacional y comediante. Ayudar a cambiar una vida es su motor.

Como sobreviviente de violencia doméstica, Esquer entiende las dificultades que una persona enfrenta cuando intenta salirse de una relación violenta, especialmente si se trata de mujeres inmigrantes.