Colombia se preparaba para entrar en una cuarentena obligatoria a partir de la medianoche del martes; Venezuela ordenó a su vez un aislamiento más drástico en varios estados centrales; México pide a todas las empresas y organizaciones que suspendan el trabajo que requiere el movimiento de personas.