Lo Último

CHAPECO, Brasil (AP) -- En un sábado lluvioso que solo vino a acentuar el dolor, unas 20.000 personas con paraguas y ponchos de plástico llenaron un pequeño estadio de este pueblo brasileño para despedirse de los miembros del club de fútbol Chapecoense que murieron en un accidente aéreo.