Skip to main content
You have permission to edit this article.
Edit
Largas filas de regreso a EE.UU. pretenden desalentar viajes de arizonenses a México

Largas filas de regreso a EE.UU. pretenden desalentar viajes de arizonenses a México

Agentes de CBP realizan inspecciones exhaustivas

  • Updated

2018- Puerto de entrada Raúl Héctor Castro en Douglas. El cruce de México a Arizona por esta garita, así como por Nogales y San Luis, se ha visto ralentizado por una revisión más exhaustiva de CBP a los viajantes, lo que pretende desalentar los viajes no esenciales de residentes de Arizona a México.

Durante el fin de semana del 22 y 23 de agosto, los arizonenses reportaron en redes sociales largas filas para regresar a Estados Unidos viniendo de Sonora, en algunos casos de hasta 10 horas. La explicación: el gobierno de EE.UU. intenta desalentar los viajes no esenciales de estadounidenses a México.

“El objetivo es facilitar el flujo de viajes esenciales y frenar la propagación de COVID-19”, dijo un portavoz del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en un correo electrónico a La Estrella de Tucsón. “La gran mayoría de los viajes transfronterizos de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales se realiza para fines que no se consideran esenciales”.

Viajantes reportaron que los cambios en las garitas de Arizona incluyen una revisión más exhaustiva de los vehículos e incluso una segunda revisión para algunos de ellos, además de un número reducido de personal en operación.

“Las cadenas de suministro, incluido el transporte por carretera, no están sujetas a restricciones temporales de viaje”, añadió el portavoz de CBP. Esta dependencia “planea continuar facilitando los movimientos comerciales legales al tiempo que evita el uso de esos medios para introducir narcóticos y otro contrabando”.

En Arizona, las nuevas medidas incluyen los puertos de Douglas, Nogales y San Luis, escribió el portavoz de CBP. Lukeville no fue mencionado en la información.

El Consulado de México en Tucsón, como parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, también advirtió a la ciudadanía de las nuevas medidas.

“Por el momento, los cruces en Brownsville, Laredo, Hidalgo, Progreso, Eagle Pass, Del Río, Douglas, Nogales, San Luis, San Ysidro, Otay Mesa y Calexico West han sido objeto de una mayor revisión por parte de autoridades estadounidenses mediante un sistema de doble inspección y la reducción de carriles peatonales y vehiculares”, dice el comunicado del consulado.

Además de ayudar a frenar la propagación del coronavirus, las autoridades tanto de Estados Unidos como de México afirman que buscan proteger el cruce fluido de quienes sí tienen un motivo esencial para su viaje.

“En aras de garantizar el acceso a quienes viajan por motivos esenciales, el Consulado de México en Tucson reitera la invitación del Gobierno de México a evitar viajes no esenciales entre México y Estados Unidos”, dice el documento del consulado.

Las restricciones a viajes no esenciales (es decir, de turistas) a través de la frontera terrestre común entre Estados Unidos y México fue anunciada por primera vez el 18 de marzo y se ha renovado cada mes. Las personas que viajan en avión no enfrentan esos obstáculos. La renovación más reciente del cierre parcial de la frontera tiene vigencia hasta el 21 de septiembre.

Be the first to know

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News