You are the owner of this article.
"Quiero que su muerte signifique algo", dice un familiar de la primera víctima de COVID-19 en Tucsón

"Quiero que su muerte signifique algo", dice un familiar de la primera víctima de COVID-19 en Tucsón

Imagen de personal médico en el Centro Médico Central de Maine el viernes 13 de marzo de 2020 en Lewiston, Maine.

ENGLISH VERSION

Murió menos de una hora después de ser trasladada al Tucson Medical Center.

Su enfermedad fue empeorando durante unos días. Dio negativo en la prueba de influenza y finalmente descubrió que tenía neumonía. Una radiografía de pulmón impulsó a su médico a ordenar una prueba COVID-19.

Tres días después, el resultado de su prueba dio positivo. Y a los pocos minutos de llegar al hospital, la mujer de 54 años se convirtió en la primera fatalidad relacionada con el coronavirus conocida de Tucsón.

"Ella no es solo una estadística", dijo su sobrina, Olivia Meza Cannito. "Es un ser humano, es madre, hija, hermana y tía. Ella lo era todo.

La familia, preocupada por el estigma asociado a las personas que contraen una enfermedad que se transmite con tanta facilidad y que ha llevado a las ciudades de todo el mundo a entrar en aislamiento, pidió que no se use el nombre completo de la víctima en esta historia. Los miembros de la familia ahora se encuentran en cuarentena domiciliaria.

Pidieron que la víctima sea identificada por su apellido, Anderson.

Trabajaba como recepcionista en una clínica pediátrica en el lado este de la ciudad. Su familia dijo que todo lo que siempre quiso hacer era ayudar a las personas y que estaba dedicada a hacer cosas para mantenerse saludable. También era diabética, lo que la ponía en mayor riesgo de contraer el virus.

Cuando comenzó a desarrollar fiebre el 15 de marzo, Anderson inmediatamente hizo una cita con su médico. Su familia dijo que no experimentaba tos ni falta de aire en este momento.

El 19 de marzo, su médico realizó las pruebas de gripe y faringitis que resultaron negativas e hizo una radiografía de tórax. Al día siguiente, el informe de radiología mostró que Anderson tenía neumonía. A su médico le preocupaba que los patrones de infección en sus pulmones fueran consistentes con el coronavirus.

La examinaron para COVID-19 el viernes 20 de marzo.

"Ella pensó que era neumonía y simplemente se quejó de dolor de espalda", dijo su hermana Melanie Meza.

El lunes por la mañana, Anderson recibió una llamada de su médico diciendo que su prueba de coronavirus era positiva y que debía ir a la sala de emergencias de inmediato. Para entonces, ya estaba teniendo más problemas para respirar.

Su esposo la llevó al Tucson Medical Center.

Para cuando llegó, dice la familia de Anderson, sus vías respiratorias estaban tan constreñidas que no pudo ser entubada y había mucha presión en su abdomen.

A pesar de los esfuerzos del personal médico por resucitarla, Anderson murió una hora después de su llegada.

"No hubo tiempo suficiente para decir adiós", dijo Meza. "Pensamos que iría al hospital y regresaría".

“Era una luchadora. Nunca se rindió. Y esto es lo que la tumbó”, dijo Meza. "No quiero que termine de esta manera. Quiero que su muerte signifique algo y ayude a mostrarle a Tucsón lo que está sucediendo y la gravedad de esto. Esto es serio".

Además de tres hermanos, a Anderson le sobreviven su esposo y dos hijos, ambos adultos jóvenes.

Aunque nadie más en la familia ha desarrollado ningún síntoma, los hijos y el esposo de la mujer ahora están en cuarentena y deben permanecer así durante al menos 14 días desde de su muerte.

Meza Cannito dijo que la falta de contacto físico con familiares y amigos ha hecho que este momento de dolor sea aún más difícil.

"No pueden verla para decirle adiós", dijo. "No es que el hospital vaya a sostener el cuerpo durante dos semanas, ya sabes, así que ha sido muy duro para ellos".

Ahora que las reuniones sociales están limitadas a menos de 10 personas, la familia no cree que puedan tener un funeral en el corto plazo.

“Era una persona muy extrovertida. Tenía una sonrisa increíble, ojos hermosos y amaba la vida. Amaba a sus hijos”, dijo Meza. "Era la mayor de cuatro y lideraba la manada y siempre estaba pendiente de todos".

Meza dijo que la necesidad de mejores procedimientos de prueba es evidente.

"Si vas a hacer una prueba COVID-19, debes saber de inmediato", dijo. "Mi temor es que el resultado de la prueba haya estado en la oficina cuando estaba cerrado durante el fin de semana".

Trabajando en una clínica pediátrica, Anderson podría haber contraído el virus a través de su trabajo, dijo su hermana, especialmente sabiendo que los niños pueden ser portadores del virus sin experimentar síntomas graves. Después de desarrollar fiebre y consultar con su médico, Anderson se quedó en casa, dijo su familia.

No fue posible contactar la clínica donde trabajaba la mujer. Los funcionarios del Departamento de Salud del Condado Pima no pudieron confirmar si estaban trabajando con la clínica para identificar a personal médico y pacientes que pudieran haber estado expuestos, y dijeron que "no pueden proporcionar información que identifique a esa persona o sus contactos, incluso si esa persona o su familia han aparecido".

Su familia dijo que quieren que Tucsón y el resto del Condado Pima tomen en serio la pandemia de coronavirus.

"Hay tantos memes por ahí y todos los chistes graciosos. Al principio también me reía de ellos”, dijo Meza Cannito. "Pero en cuanto llega a casa, cambia todo y te das cuenta de la gravedad".

Con paquetes y suministros de prueba limitados disponibles, el Departamento de Servicios de Salud de Arizona ha evaluado a un total de 368 personas, 45 de las cuales han dado positivo. Los laboratorios comerciales son los que han realizado la mayoría de las prueba del estado, produciendo 357 resultados positivos desde que comenzaron a aceptar muestras a principios de este mes.

Hasta el miércoles por la tarde, había 401 casos conocidos de coronavirus en Arizona, incluidos 49 en el Condado Pima. Hasta la fecha, ha habido seis muertes relacionadas con el coronavirus en todo el estado.

"Ama a tu familia", dijo Meza. "No esperes. Diles que los amas".

Contacta a la reportera Jasmine Demers en jdemers@tucson.com.

Concerned about COVID-19?

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News