Skip to main content
You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit
Expertos prevén niveles 'catastróficos' de COVID-19 si no se toman medidas adicionales en Arizona

Expertos prevén niveles 'catastróficos' de COVID-19 si no se toman medidas adicionales en Arizona

Hasta el viernes, Pima registró arriba de 9,800 casos en noviembre, más que en el verano

Tucson Medical Center (LE)

Imagen del Tucson Medical Center en el mes de julio, cuando llegaron 42 trabajadores de fuera del estado para incrementar la capacidad de personal hospitalario. Ahora, con casi todo el país en crisis, es más difícil recibir ayuda de otras partes.

Read in English

Se necesita un esfuerzo inmediato para combatir la "transmisión implacable" de COVID-19 en Tucsón y el estado, dicen los funcionarios de salud pública después de otra semana de cifras récord en casos de virus y hospitalizaciones.

Si el gobierno estatal no toma ninguna acción inmediata, los funcionarios proyectan niveles “catastróficos” de casos de COVID-19, hospitalizaciones y muertes.

En una carta al Departamento de Servicios de Salud de Arizona esta semana, el equipo de modelado de COVID-19 de la Universidad de Arizona instó a los líderes de Arizona a implementar un mandato de cubrebocas en todo el estado, emitir una ordenanza de quedarse en casa durante tres semanas y aprobar medidas de ayuda económica adicionales.

“Independientemente de las acciones que se tomen, Arizona experimentará una crisis hospitalaria en las próximas semanas”, decía la carta. “Sin embargo, si no se toman medidas de inmediato, se corre el riesgo de una catástrofe en la escala del peor desastre natural que haya experimentado el estado. Sería como enfrentar un gran incendio forestal sin órdenes de evacuación".

Según las proyecciones de los científicos de la Universidad Estatal de Arizona, las hospitalizaciones por COVID-19 excederán la capacidad actual de la Unidad de Cuidados Intensivo (UCI) y la admisión general de los hospitales a principios de diciembre si no se realizan intervenciones para frenar la propagación. También predicen que las hospitalizaciones excederán la capacidad total del hospital de Arizona a fines de diciembre, sin dejar disponibilidad para atención de rutina, urgente o de emergencia no relacionada con el virus.

"Vamos a ver muchos más casos, y esos casos darán lugar a hospitalizaciones, visitas a la UCI y eventualmente muertes", dijo el Dr. Joe Gerald, profesor asociado de la Facultad de Salud Pública Zuckerman de la UA. “Se perfila para hacer de esta Navidad, a fines de diciembre, una época terrible no solo aquí en el Condado Pima, sino también en el estado. Si no se toman medidas significativas en las próximas dos semanas, sobrepasaremos la capacidad de nuestros hospitales para atender a los pacientes".

Hasta el viernes, el Departamento de Salud del Condado Pima ha registrado más de 9,800 casos en noviembre, casi cuadruplicando el número de casos en octubre y superando el pico anterior del condado en el verano.

El condado también registró su mayor número de casos semanales la semana pasada con más de 3,600 casos, que es casi el 40 % más que el último registro de julio. También se han reportado nuevos registros de infecciones de un solo día, alcanzando 878 casos el domingo 22 de noviembre y 691 casos el día después del Día de Acción de Gracias.

Se observa además una tasa de transmisión acelerada en todo el estado. El Departamento de Servicios de Salud de Arizona está reportando 71,000 casos positivos en noviembre hasta ahora, en comparación con 32,000 en octubre.

“Volveremos a batir un récord esta semana por la cantidad de casos que está experimentando este condado. Esto da miedo”, dijo el Dr. Francisco García, administrador adjunto del Condado Pima. "Es por eso que estamos haciendo cosas que son relativamente impopulares".

El Departamento de Salud del Condado Pima emitió un aviso de salud pública el lunes pidiendo a los residentes que se adhieran a un toque de queda nocturno voluntario hasta fin de año. Si bien el condado no tiene la autoridad para imponer un toque de queda, los funcionarios dijeron que esperan que los residentes tomen en serio la recomendación.

"Estamos sentados encima de una bomba de tiempo en este momento. Y nuestros ojos se estremecen, simplemente rezamos para que (el tiempo) no se agote en nuestra cara", dijo Gerald. “Ya estamos en niveles máximos. Y si Acción de Gracias hace lo que pensamos que va a hacer, basándonos en lo que sucedió en Canadá, por ejemplo, las condiciones se deteriorarán aún más rápido de lo que están ahora".

Los canadienses vieron un aumento del 45% en los casos de COVID-19 como resultado de su Acción de Gracias el 12 de octubre. Los funcionarios esperan que ocurra algo similar en EE. UU., pero no verán el impacto durante 10 a 14 días.

"La gente está asumiendo que hay formas seguras de reunirse con personas que no son parte de su hogar, y realmente hay muy pocas formas seguras de hacerlo en este momento", dijo la directora de salud pública del Condado Pima, la Dra. Theresa Cullen. “Es la maravilla y la belleza de los seres humanos que queremos mostrar compasión, amor y cariño. Y lo hacemos a través del contacto físico y hablando. Eso es lo que la gente anhela y creo que eso es lo que está sucediendo".

Cullen dijo que estas reuniones en el hogar, así como las salidas a bares y restaurantes, están contribuyendo a las cifras de coronavirus del condado y están afectando el sistema hospitalario del condado.

Las hospitalizaciones continúan aumentando

Las nuevas hospitalizaciones por COVID-19 han aumentado desde el mes pasado en un 51% en todo el condado y en un 57 % en el estado, según datos hasta el 25 de noviembre.

El Día de Acción de Gracias, solo había ocho camas de UCI disponibles en los hospitales del Condado Pima. En Arizona, en un momento de este mes, solo el 10% de las camas de la UCI estaban disponibles.

“Lo que escuchamos de los proveedores y administradores del hospital es que nos espera una semana de dolor aquí”, dijo García.

“Estamos observando la capacidad del hospital con mucho, mucho cuidado. Y eso no se trata de camas, ni de espacios físicos; se trata de la capacidad de personal. Y sabemos que algunos de nuestros socios hospitalarios están empezando a sentir los efectos del problema de la capacidad del hospital".

García dijo que los trabajadores de la salud no solo se han visto inundados de pacientes con COVID-19, sino también de personas que padecen gripe y otras enfermedades estacionales. Esta combinación, dijo, está agotando los recursos rápidamente.

Si bien los hospitales tienen planes de contingencia para garantizar que haya camas disponibles en caso de que las necesiten, la dotación de personal para esas camas adicionales sigue siendo una preocupación.

Durante el primer aumento de casos en junio y julio, el Departamento de Salud trabajó con socios federales para traer enfermeras y médicos de todo el país. Sin embargo, a medida que los hospitales de todo el mundo comienzan a lidiar con la afluencia de COVID-19 y otras enfermedades estacionales, es probable que el condado y el estado tengan que esperar antes de recibir apoyo de personal adicional.

"En este momento, aunque las cifras han aumentado, hemos podido manejar la cantidad de casos que estamos viendo que están siendo hospitalizados", dijo Cullen. "Pero la preocupación es que si comenzamos a ver casos adicionales con personas más enfermas, estaremos en problemas".

Un aumento en las hospitalizaciones también significa un aumento en las muertes, pero son un indicador rezagado y, por lo general, tardan más en notificarse. De las 6,624 personas que han muerto por COVID-19 en Arizona, pasaron un promedio de 21 días desde el momento de la infección, por lo que es probable que el condado no experimente un aumento en la mortalidad hasta fines de diciembre.

Proyecciones sombrías sin intervención

Según las proyecciones actuales de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), Arizona está programado para exceder la capacidad de la UCI la próxima semana y excederá la capacidad total del hospital el día de Navidad si no se toman medidas a nivel estatal.

Los funcionarios de salud pública también advierten que esta situación probablemente obligaría a los hospitales a decidir quién recibe atención y quién no, si tienen COVID-19 o no.

"El aumento de COVID-19 significa que los hospitales carecerán de los recursos físicos y del personal para brindar atención oportuna, y más arizonenses morirán de ataques cardíacos, derrames cerebrales y lesiones por accidentes automovilísticos", dijo el equipo de modelado de la UA.

Si bien los líderes locales continúan haciendo lo que pueden para prevenir la propagación y alentar a los residentes a seguir los mandatos de máscaras y los protocolos de distanciamiento social, ahora dicen que las medidas de mitigación condado por condado ya no son suficientes.

“Realmente creo que se necesita algo de atención a nivel estatal para buscar intervenciones apropiadas que sabemos que han sido efectivas en el pasado”, dijo Cullen. “Nadie quiere otro encierro. Pero hay lecciones que hemos aprendido que podrían ayudarnos a mitigar esta transmisión y las cosas que sabemos que hacen que disminuyen la actividad social y el enmascaramiento ".

Dado el brote actual y la rapidez con la que se está acelerando la tasa de transmisión, Gerald dijo que solo una reanudación de las órdenes de quedarse en casa sacará al condado y al estado de su trayectoria actual y tendrá un impacto lo suficientemente grande como para evitar que se concreten las más graves proyecciones.

“Va a ser una temporada navideña muy desesperada y difícil para Arizona y el Condado Pima en particular. Estoy increíblemente preocupado por cómo se desarrollará todo esto”, dijo Gerald. “Y dado que hemos hecho tan poco para cambiar nuestro enfoque y, por arte de magia, esperar que desaparezca por sí solo es poco realista. Eso no va a suceder. "Tenemos que hacer algo diferente de lo que estamos haciendo ahora, o simplemente nos abrumará por completo".

Contacta a la reportera Jasmine Demers en jdemers@tucson.com. En Twitter: @JasmineADemers

Concerned about COVID-19?

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

  • Updated

Si se aprueba en la reunión del 1 de diciembre, el toque de queda iniciaría la misma noche del martes y hasta el 22 de diciembre, de 8 p.m. a 5 a.m. Estarían excentos el personal de seguridad pública y de salud, quienes se trasladen a o de su trabajo, quienes realicen actividades esenciales -como cuidar a alguien- y las personas sin hogar.

  • Updated

Los casos de coronavirus están aumentando en prácticamente todas partes del Condado Pima, no solo en ciertos "puntos críticos". Esto crea un entorno difícil para que los funcionarios de salud pública luchen por combatir el virus.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News