Selenne Yescas creció literalmente en la frontera. Nacida en Yuma, vivía a veces con su mamá entre Yuma y San Luis, Arizona, y a veces con sus abuelos en San Luis Río Colorado, Sonora.

Yescas, de 28 años, dice que su vida en San Luis se sentía completa. Pero cuando se mudó a Tucsón en el 2014 para estudiar en la Universidad de Arizona empezó a pensar en cómo podía ayudar a la gente. La universidad era un mundo nuevo para ella, uno que su familia no podía ayudarle a navegar porque ellos no tenían experiencia en educación universitaria.

Al principio, Yescas dice que buscó apoyo en profesores que no le ayudaban, y en cambio le sugirieron que eligiera una carrera diferente. Los ignoró, y eventualmente encontró quién la apoyara y guiara en su colegio.

Yescas estudió Ciencias del Habla, Lenguaje y Audición y es voluntaria para la clínica del colegio ayudando a traducir entre el inglés y el español para los pacientes.

Yescas ahora trabaja en el Centro de Salud Rural de la Universidad de Arizona y dice que planea estudiar una maestría en salud pública.

Selenne Yescas, asistente de educadora de salud del Centro de Salud Rural de la Universidad de Arizona, en la Facultad de Salud Pública Mel y Enid Zuckerman el 29 de octubre de 2019.

También ayuda a nivel comunitario y universitario a proporcionar recursos para prevenir la sobredosis de opioides y enseñar a reducir los daños.

Yescas dice que al darse cuenta de que muchos estudiantes de su preparatoria estaban usando drogas y sufriendo de sobredosis, regresó a San Luis High School a enseñar cómo prevenir la sobredosis de opioides y reducir los daños.

“Estaba realmente preocupada por lo que estaba sucediendo en mi comunidad”, dice Yescas.

Ella recuerda que cuando estudiaba y vivía en San Luis, Arizona, no había muchos recursos.

Su propósito es abogar por las comunidades rurales brindando atención médica, recursos para enfrentar el uso de sustancias y ayudar en nutrición. Dice que siempre supo que quería ayudar a la gente en comunidades hispanas con sus necesidades de salud.

“Solo quiero ser un recurso y una herramienta de salud para cualquiera que necesite la ayuda”, dice Yescas.