Skip to main content
You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit
Salones de belleza pueden reabrir el viernes, restaurantes el lunes

Salones de belleza pueden reabrir el viernes, restaurantes el lunes

Además, permiten que familiares de residentes sepan si hay coronavirus en casas de adultos mayores

Read in English

PHOENIX - A partir del viernes, los residentes de Arizona podrán volver a ir a peluquerías y salones de belleza.

Y las comidas en restaurantes se reanudarán el lunes 11 de mayo bajo las nuevas pautas de coronavirus que el gobernador Doug Ducey emitió este 4 de mayo por la tarde.

Habrá restricciones que van desde límites en la capacidad, distanciamiento físico y el uso de cubrebocas. Y dependiendo del tamaño del negocio, es posible que se requiera una cita para acudir.

Gov. Doug Ducey

Ducey dijo que tiene la intención de permitir que otras empresas como los gimnasios reabran, pero no publicó una línea de tiempo para que eso suceda. Del mismo modo, las albercas en complejos de apartamentos, hoteles y moteles pronto reabrirán, dijo.

Lo mismo para bares, cines y otros negocios. Ducey no mencionó estudios de tatuajes ni salones de masajes.

El gobernador dijo que los cambios se realizaron a medida que el estado aumentó la cantidad de pruebas del COVID-19. Y reconoció que más pruebas equivaldrán a más hallazgos de gente enferma.

Pero Ducey dijo que la clave para él es el porcentaje de las pruebas que resultan positivas.

"Y eso es lo que está en la trayectoria descendente", dijo.

"Es una buena tendencia", continuó el gobernador. "Y nos da la confianza para tomar algunas decisiones económicas de manera segura".

Las tendencias que utiliza el gobernador para explicar sus últimas acciones pueden ser un poco engañosas.

Hasta hace poco, las únicas personas que podían hacerse la prueba eran aquellas que mostraban síntomas reales del coronavirus. Solo la semana pasada, la directora estatal de Salud, Cara Christ, amplió la elegibilidad a cualquiera que crea que puede haber estado expuesto.

Más pruebas como esa, por definición, conducen a una tasa más baja de positivos.

La conferencia de prensa de Ducey se produjo horas después de que los funcionarios de salud estatales informaron de 279 nuevos casos de coronavirus y no hubo nuevas muertes el lunes por la mañana. Las autoridades dicen que hay 8,919 casos confirmados de coronavirus y 362 muertes en todo el estado.

Ducey negó que la decisión del lunes tuviera algo que ver con la creciente presión que enfrenta, incluso de muchos en su propio Partido Republicano, para reabrir la economía del estado. Eso va desde protestas semanales en el Capitolio hasta al menos dos alguaciles que dicen que no tienen la intención de citar a las empresas que abren y sirven a los clientes en violación de sus órdenes.

"Siempre habrá valores atípicos en cualquier situación", dijo Ducey.

"Diría que, en general, la gente de Arizona ha sido fantástica", continuó Ducey. "Han sido responsables".

Pero la presión sobre Ducey para permitir la reapertura de la economía proviene no solo de los elementos más libertarios de los republicanos del estado.

El presidente de la Cámara de Representantes, Rusty Bowers, republicano de Mesa, dijo a Capitol Media Services que los números puros de COVID-19 muestran que el daño a la economía supera con creces el peligro físico real.

Bowers dijo que ha hecho un análisis de las 362 muertes en Arizona hasta el momento. La gran mayoría, más de las tres cuartas partes, se encuentran entre los mayores de 65 años que pueden haber tenido otras afecciones de salud.

Lo que deja, dijo, son los 82 para aquellos de 20 a 64 años.

De todos modos, Bowers señaló que los negocios "esenciales" que el gobernador ha permitido mantener abiertos probablemente constituyen la gran mayoría de todas las empresas del estado. Sin embargo, incluso con eso, dijo, el número de casos del virus se ha mantenido pequeño.

La presidenta del Senado, Karen Fann, republicana de Prescott, no entró en los números. Pero ella le dijo a Capitol Media Services que Bowers tiene razón en sus conclusiones de que las empresas han encontrado la forma de mantener seguros a sus empleados y clientes.

"Espero que el gobernador también lo vea así", dijo Fann.

Ducey defendió la velocidad de sus cambios.

"Este es un paso adelante", dijo. "Si quieres decir que he sido demasiado cauteloso, lo acepto".

El gobernador dijo que el ritmo es apropiado cuando se habla de este tipo de virus que se propaga rápidamente.

"Entendemos mucho más hoy que hace seis semanas", dijo Ducey. "Y tengo esperanzas y optimismo sobre lo que puede pasar en las próximas semanas".

Mientras tanto, el gobernador dijo que su orden de quedarse en casa emitida hace más de un mes se mantendrá vigente, al menos hasta el 15 de mayo. Pero dijo que nunca ha sido un cierre de todas las actividades.

"Entonces, si querías salir a correr o caminar o ir a la tienda de comestibles para comprar suministros, has estado haciendo eso", dijo Ducey.

"Ahora, si quieres llevar a un ser querido a cenar el 11 o el 12, o ir a cortarte el pelo, también puedes hacerlo", dijo. "Después puedes ir a casa".

En cada uno de estos casos, dijo Ducey, habrá restricciones.

Por ejemplo, los restaurantes no podrán tener mesas de más de 10. Y debe haber al menos seis pies entre las mesas.

Eso, sin embargo, todavía deja la pregunta de por qué otros tipos de establecimientos, como los bares, no pueden abrirse si ejercen controles similares.

"Vamos a trabajar con la industria para que haya flexibilidad para que esos lugares puedan reabrir", dijo Ducey.

"Todo mi punto es que tenemos puntos de equilibrio e incluso con el regreso va a ser un desafío alcanzar esos puntos de equilibrio para que funcione", dijo Jesús Bonilla, cuya compañía de desarrollo del Common Group es propietaria de American Eat Co. una plaza de comida en South Fourth Avenue. "Esto significa que podemos dar un paso adelante".

Para cumplir con las pautas de distanciamiento social ordenadas por el estado, Bonilla dijo que está quitando las mesas y sillas de bancas estilo familiar en el edificio de 8,000 pies cuadrados en 1439 S. Fourth Ave. Espera que cuando termine de rediseñar los asientos del área común, podrán servir del 10 al 15 por ciento de la capacidad original de más de 300 personas.

"Solo será una fracción de la capacidad que necesitamos para continuar", dijo, pero él y sus siete inquilinos del restaurante están decididos a darse una oportunidad.

Tres de los restaurantes de American Eat Co. - Pop’s Hot Chicken, Monster Dogs y Mariscos El Bochas - han permanecido abiertos con servicio para llevar desde el cierre de mediados de marzo. El edificio tiene espacio para un vendedor más y Bonilla espera traer un fabricante de raspados.

Ray Flores, presidente de Flores Concepts, dijo que no está listo para comprometerse a reabrir sus restaurantes El Charro la próxima semana. Todavía tiene preguntas sobre las prácticas y pautas de seguridad que deben ser abordadas por los funcionarios estatales, municipales y del condado.

"Caminaremos antes de correr", dijo Flores el lunes horas después de que Ducey anunciara planes para reabrir restaurantes. "Examinaremos todos los consejos y las normas reguladoras que nos brinda el estado, el condado y la ciudad, y haremos todo lo posible para abrir en un momento que consideremos que es ideal para nuestros clientes y miembros de nuestro equipo".

Flores dijo que está en el proceso de lanzar un plan de 100 puntos para guiar a su compañía a reabrir sus restaurantes El Charro. El plan se utilizará para educar a los empleados y visitantes por igual sobre prácticas seguras, incluido el uso de máscaras faciales y prácticas sanitarias.

Ducey se revirtió el lunes en un punto clave.

Apenas la semana pasada dijo que cualquiera que buscara colocar a un pariente en una casa de ancianos u otro centro de atención a largo plazo no tenía derecho a saber si había residentes con COVID-19.

Ahora, dijo, cualquier persona que busque trasladar a un pariente tiene derecho legal a esa información, al igual que cualquiera que tenga un pariente en una instalación existente sobre cualquier brote allí.

La medida se produce cuando los funcionarios estatales han reconocido que estas instalaciones se han convertido en focos de brotes virales, complicados tanto por la naturaleza cerrada de los campus como por la edad y la condición médica de los residentes.

Christ dijo que ahora su objetivo es evaluar a cada empleado y residente en cada una de estas instalaciones. Pero reconoció que tomará tiempo, no tenía idea de cuánto tiempo, para hacer eso.

También hay planes para evaluar tanto al personal como a los reclusos en el sistema penitenciario estatal.

Contact reporter Cathalena E. Burch at cburch@tucson.com or 573-4642. On Twitter @Starburch

Concerned about COVID-19?

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

  • Updated

El fin de las restricciones de virus se produce a pesar de que la directors de salud de Arizona dijo que no se sabe si COVID-19 ya alcanzó su punto máximo en el estado.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News